Si la gente supiera los enormes beneficios del Yoga Nidra para su vida profesional y personal, aprenderían esta sencilla y poderosa técnica ahora mismo

Programa de Yoga Nidra

Para personas que quieran Relajarse y Calmar su Mente

Importante

Ha llegado el momento de ocuparnos de la Mente

Por eso en las próximas líneas voy a explicarte cómo, practicando Yoga Nidra, haya personas que ahora mismo están desactivando su estado de permanente ansiedad, aumentando la capacidad de concentración, la creatividad, y logrando por fin descansar con un sueño profundo y reparador.

Lo mejor es que lo hacen sin causar ni un solo efecto secundario indeseable.

Aunque se llame Yoga Nidra, no va de posturas (asanas).

Lo hacemos tumbados en el suelo o en una cama, por eso lo practican todo tipo de personas sin importar su estado físico o su edad.

Puedes ver algunos de los muchos estudios que lo prueban aquí, aquí y aquí.

¿Qué es el yoga nidra?

Se trata de una práctica diseñada para hacer que nuestros dos hemisferios cerebrales trabajen simultáneamente.

Los dos hemisferios de nuestro cerebro procesan la información de maneras muy distintas:

Ahora el hemisferio izquierdo toma demasiado protagonismo, mientras que al hemisferio derecho, que se encarga de la creatividad y la intuición, lo sentimos como un débil susurro al que solemos ignorar.

Con este programa de Yoga Nidra, logramos que sus dos voces suenen en perfecta armonía.


el programa
por dentro
Niveles de Yoga Nidra
(Practica solo el nivel que mejor te haga sentir)
18 niveles
Profundidad de la relajación Alta
Sesiones de grupo en directo
(Todas las clases se graban)
12
Libro Yoga Nidra + Manual introductorio
(Para los que quieran profundizar en los fundamentos de la técnica)
Incluido
Duración 55 días
Acceso al programa 3 años
Certificado Incluido

33% DE DESCUENTO

Si conoces a alguien que pueda estar interesado en el Yoga Nidra y se inscribe contigo, ambos conseguís un 33% de descuento. Si te interesa haz clic aquí.

Garantía de satisfacción

Si no te gusta el programa te devolvemos el dinero (10 días de plazo)

Si te interesa el yoga nidra para aprender a relajarte y sentirte mejor y también para enseñarlo a otros, entonces haz clic en curso de profesor de yoga nidra.

Clases en directo

Con la práctica de Yoga Nidra puede pasar (y de hecho ocurre muy a menudo), que te vayas liberando de recuerdos del pasado o de emociones que tenías contenidas.

Por eso es tan importante que no estés a solas en el proceso de ampliación de la consciencia.

Te recomendamos, que si puedes, asistas a los directos que realizamos.

Allí consultas tus dudas directamente con el profesor, y compartes tus experiencias y escuchas las vivencias de otros practicantes que se encuentran como tú aprendiendo a crear el camino hacia el bienestar y la calma.

El maestro es un experto que lleva 25 años practicando y enseñando Yoga Nidra.

Media hora al día

Necesitas dedicar al Yoga Nidra solo 30 minutos al día. No se recomienda más.

Puede ser durante el día o por la noche antes de dormir. Como a ti te convenga.

Solo tienes que encontrar un rincón tranquilo donde te puedas tumbar, acceder a la plataforma del programa desde tu ordenador o teléfono y dejarte guiar por la voz del profesor.

Si aún no lo tienes claro, lo mejor es que pruebes GRATIS una clase y valores si el contenido es para ti.

O no.

El mejor momento para comenzar Yoga Nidra

Ahora mismo, por ejemplo.

Te cuento.

Cuando formalizas el pago accedes a todo este material:

*El profesor te guía a través de 18 niveles, para que tú escojas el que te haga sentir mejor.

Antes no era tan sencillo

Hasta hace pocos años, para poder aprender Yoga Nidra de la fuente, tenías que viajar a la India, coordinar vacaciones, buscar hospedaje, hacer las sesiones de forma presencial…

Pero ahora tienes una opción accesible.


El programa
por dentro
Niveles de Yoga Nidra
(Practica solo el nivel que mejor te haga sentir)
18 niveles
Profundidad de la relajación Alta
Sesiones de grupo en directo
(Todas las clases se graban)
12
Libro Yoga Nidra + Manual introductorio
(Para los que quieran profundizar en los fundamentos de la técnica)
Incluido
Duración 55 días
Acceso al programa 3 años
Certificado Incluido
Precio 190€ ó 2x100€
  apúntate aquí

33% DE DESCUENTO

Si conoces a alguien que pueda estar interesado en el Yoga Nidra y se inscribe contigo, ambos conseguís un 33% de descuento. Si te interesa haz clic aquí.

Garantía de satisfacción

Si no te gusta el programa te devolvemos el dinero (10 días de plazo)

Si te interesa el yoga nidra para aprender a relajarte y sentirte mejor y también para enseñarlo a otros, entonces haz clic en Curso de Profesor de Yoga Nidra.

¿Quieres ver el programa en detalle?

Preguntas muy frecuentes

No es necesario que tengas experiencia en yoga.

Las meditaciones guiadas pueden ser prácticas que aportan cierta concentración y relajación, pero suelen tener un alcance superficial.

El Yoga Nidra, en cambio, está diseñado para liberar capas profundas de la mente subconsciente y conseguir un verdadero cambio en la consciencia.

Hay numerosos estudios que demuestran los beneficios que puedes obtener con su práctica.

Puedes verlos en este enlace.

Necesitas un rincón tranquilo en el que puedas tumbarte y una manta para cuando te relajes y el cuerpo se enfríe.
Sí. Cualquier hora va bien.
En un sitio en el que puedas acostarte, cerrar los ojos y saber que durante los 30 minutos de práctica nadie te va a molestar.
Cada sesión dura 30 minutos. A veces 32.

Es compatible y recomendable tanto si tienes alguna enfermedad diagnosticada como si no la tienes.

El Yoga Nidra te ayudará a encontrar calma y bienestar mientras realizas tu terapia, pero siempre recomendamos contarle a tu terapeuta que estás dedicando 30 minutos al día a la práctica del yoga de la mente.

Y por supuesto no recomendamos a nadie abandonar un proceso terapéutico sin la aprobación de un profesional.

Sí. Es el yoga de la mente, así que puedes practicarlo con cualquier limitación física. Incluso si no puedes tumbarte, puedes hacerlo en una silla.

Si lo hicieras de forma ininterrumpida, necesitarías 55 días para completarlo.

Pero puedes disfrutar del proceso y quedarte en cada nivel tantos días como quieras.

Al final del programa el profesor te dirá que practiques el nivel que mejor te haga sentir.

Tantas veces como quieras. Tienes acceso a las lecciones durante 3 años.

Como mínimo.

Cuando te apuntas.

Desde ese momento tienes acceso a:

  • Enlace al libro completo sobre Yoga Nidra escrito por su creador que te ayudará a analizar las bases de esta práctica.
  • La guía con las instrucciones para seguir el programa
  • El calendario con las sesiones en directo.
  • Las 4 lecciones (vídeo) introductorias.
  • El primer nivel* de la técnica. El resto se abre automáticamente cada 3 días.

 

*El profesor te guía a través de 18 niveles, para que tú escojas el que te haga sentir mejor.

Envías un mail antes de 10 días a hello@kavaalya.com pidiendo la devolución del importe pagado. Sin justificar nada.

Eso es difícil de asegurar porque no conocemos tus necesidades. Pero si entiendes que en conocer mejor tu mente y aprender a relajarte profundamente reside la clave de tu bienestar, esta será sin duda una buena inversión para ti.


El programa
por dentro
Niveles de Yoga Nidra
(Practica solo el nivel que mejor te haga sentir)
18 niveles
Profundidad de la relajación Alta
Sesiones de grupo en directo
(Todas las clases se graban)
12
Libro Yoga Nidra + Manual introductorio
(Para los que quieran profundizar en los fundamentos de la técnica)
Incluido
Duración 55 días
Acceso al programa 3 años
Certificado Incluido
Precio 190€ ó 2x100€
  apúntate aquí

33% DE DESCUENTO

Si conoces a alguien que pueda estar interesado en el Yoga Nidra y se inscribe contigo, ambos conseguís un 33% de descuento. Si te interesa haz clic aquí.

Garantía de satisfacción

Si no te gusta el programa te devolvemos el dinero (10 días de plazo)

Si te interesa el yoga nidra para aprender a relajarte y sentirte mejor y también para enseñarlo a otros, entonces haz clic en Curso de Profesor de Yoga Nidra.

Hay un lugar de calma y bienestar en cada uno de nosotros, con el Yoga Nidra aprenderás a llegar a ese estado cada vez que lo necesites.

¿Tienes dudas?

Curso de Yoga Nidra

Dentro de las inmensas posibilidades que te ofrece el mundo del yoga, existen una gran variedad de estilos y linajes diferentes, entre los que se encuentra el Yoga Nidra.

Este tipo de yoga es una de las variantes más populares, también denominada sueño yóguico. Pretende inducir a quien lo practica a un estado de introspección y relajación plena, mediante el control de las reacciones emocionales y las respuestas que da a éstas nuestro cerebro, por lo que es una de las prácticas más deseadas para trabajar el descanso y desconexión.

Es un método con base científica que te permite acceder a las tres dimensiones de la mente: consciente, inconsciente y subconsciente, en la búsqueda de su purificación mediante un viaje interior.

Hacer un curso de yoga nidra es muy recomendable para desarrollar la capacidad de aliviar dolores tanto físicos como mentales, alejar de nuestra mente la negatividad y mejorar estados como el estrés, la ansiedad o los síntomas depresivos.

Hay que mentalizarse que con el yoga nidra realizarás un viaje interior, por lo que puede que haya personas que sean reacias a su práctica, debido a que no siempre es agradable hacer esa introspección. Sin embargo, puede ser liberador y muy transformador, ya que conectar con tus verdaderos deseos te puede dar la llave para seguir el rumbo que quieras darle a tu vida.

De todas formas, si durante su práctica te sientes incómodo al liberar alguna emoción reprimida y no eres capaz de dejarla fluir en ese momento, es preferible detener el ejercicio y continuar en otro momento. Hay que ser paciente y entender que solo a través de la experiencia se logra disfrutar de sus beneficios y adaptarte a un nuevo estado mental que a la larga te producirá paz.

Además, aunque en principio no te veas capaz de pasear por los episodios más desagradables de tu mente y tus recuerdos, despertar tu conciencia te puede ayudar a entenderlos y superarlos, aprendiendo a convivir con todo aquello que somos.

Realizar un curso de yoga nidra es una muy buena opción si quieres conectar con tu mente, aprender a entender tus procesos mentales y transformar tus hábitos negativos hasta alcanzar la calma.

La metodología de esta formación tiene como objetivo dotar a las personas que se deciden a aprender sobre este tipo de yoga de las herramientas necesarias para profundizar en su interior.

La clave es conseguir sumirse en un estado de «duermevela» en el que nos encontramos a mitad del sueño y la vigilia, ni despiertos ni dormidos.

Con esto conseguiremos, entre otros beneficios, mejorar la calidad del sueño y descanso, lo que repercute directamente en la mejora de nuestra salud.

Este sueño consciente al que te lleva el yoga nidra puede despertar tu lado más creativo mediante la meditación y la liberación de tu subconsciente.

En los cursos de yoga nidra harás un recorrido sobre su origen, historia y filosofía para entender sus bases y su fundamentación.

Después aprenderás la parte técnica necesaria para realizar de forma correcta algunas asanas (posturas) y pranayama (técnicas de respiración) para tener los conocimientos básicos suficientes para iniciarte en la parte dedicada a la meditación.

Explorarás todos los beneficios que te puede aportar su práctica tanto a nivel fisiológico y anatómico como a nivel de salud mental.

Si conectas con esta disciplina y te interesa continuar avanzando en la formación sobre yoga nidra, con cursos de un nivel superior podrás profundizar en prácticas más complejas y aprender secuencias específicas de asanas y pranayama para nidra.

Para ello puedes realizar cursos intensivos o acudir a retiros espirituales orientados en ahondar en el yoga nidra.

 

Meditación Yoga Nidra

La meditación Yoga Nidra es una técnica de relajación total y consciente, que proviene de la antigua práctica tántrica Nyasa. Practicar Yoga Nidra supone sumirse en el estado más profundo de relajación posible, realizando una introspección avanzada hacia nuestro interior, pero manteniendo al mismo tiempo la conciencia. Es el equilibrio entre estar dormido y estar despierto.

El Yoga Nidra es un tipo de yoga que se caracteriza porque su práctica se realiza únicamente en una asana concreta, la postura de savasana, que es aquella que permite que nuestro cuerpo esté totalmente relajado, tumbado y sin ningún músculo en tensión, para que podamos conseguir que nuestra mente, conectada con él, alcance también su máxima relajación.

Para ello debemos practicarlo en un lugar silencioso, bien ventilado, con poca luz o a oscuras, utilizando esterillas, mantas, cojines, almohadones y todo aquello que te haga falta para estar lo más cómodo posible. Al no tener que realizar posturas físicamente complejas ni de gran esfuerzo físico, cualquier persona puede practicarlo.

La meditación Yoga Nidra es una práctica que nos lleva a una relajación física que nos permite controlar nuestras emociones y sentimientos para alcanzar la armonía entre todos ellos.

Entre sus múltiples beneficios, podemos destacar:

  • Previene el envejecimiento prematuro, ya que éste se ve aumentado por el estrés y la falta de ejercicio físico, carencias que suples con la práctica de meditación Yoga Nidra.
  • Al incidir sobre tu sistema inmunológico, ayuda a tu organismo a enfrentar enfermedades.
  • Amplía el nivel de nuestra memoria, aumenta el conocimiento y mejora la capacidad de atención y concentración.
  • Al practicar Yoga Nidra descubrimos y alteramos las raíces kármicas que se encuentran alojadas en nuestro subconsciente. De esta forma podemos deshacer traumas de vidas pasadas y liberar nuestra energía vital oculta.
  • Reducir la fatiga. Al poder dormir mejor, el cuerpo contiene más energía, estamos más activos durante el día y no sentimos agotamiento.
  • Mejora la digestión. Esto es posible gracias a que, al liberar tensiones emocionales y musculares, se alivian los problemas gastrointestinales como malas digestiones o cólicos estomacales.
  • Fomenta nuestra creatividad. El autoconocimiento te ayuda a tener conciencia y a valorar tus capacidades, por lo que se expande la zona del cerebro encargada de la creación, aumentando el poder de nuestra imaginación e intensificando nuestra sensibilidad emocional.

Nuestra mente es un gran medio para optimizar nuestro cuerpo físico y descubrir nuestro potencial interior. Al ir descubriéndonos y conociéndonos mejor a nosotros mismos, entrando en sintonía con nuestro cuerpo, todos estos beneficios irán aumentando de forma progresiva.

Es importante tener en cuenta que, el estado de meditación Yoga Nidra es difícil de lograr y sobre todo de mantener, por lo que en algunas ocasiones la consciencia querrá dirigirse hacía el exterior a través de nuestros sentidos y despertarnos de ese estado de duermevela, y en otros momentos estaremos más cercanos de alcanzar el sueño. Solo con la práctica lograremos que la conciencia realice el aprendizaje necesario para estabilizarse en el estado o nivel Nidra, que es una fase consciente, donde nuestra mente está en un alto nivel de receptividad y podemos conectar tanto con nuestra dimensión subconsciente como la inconsciente.

No obstante, merece la pena ser paciente y probar diferentes técnicas de respiración e incidir en la meditación Yoga Nidra, aparte de sus beneficios, porque es una forma ideal de reconocer nuestro mundo interior, purificarlo de emociones y pensamientos negativos y ayudarnos a hallar respuesta y soluciones efectivas a nuestras dificultades, abriéndonos el camino hacia la paz y el bienestar mental, ya que con este estilo de yoga fomentamos un gran crecimiento personal, tanto mental como emocional.

 

Yoga y relajación

El yoga es una práctica milenaria surgida en la India que tiene una gran capacidad transformadora. Su inclusión en tu vida te puede ayudar a afrontarla de una forma mucho más positiva. Además, la conexión que puedes lograr entre tus planos físico, mental y espiritual te acerca a un estado de paz y bienestar difícil de alcanzar hoy en día.

Vivimos en una sociedad muy exigente que nos empuja a intentar llegar a la perfección en muchos sentidos. Tenemos que ser capaces de lidiar con nuestro trabajo, en ocasiones compaginado con estudios, mantener nuestro hogar, cuidar las relaciones familiares, solventar a menudo problemas de los demás y encontrar un hueco para nosotros mismos, lo que muchas veces es complicado ya que anteponemos los deseos y necesidades ajenos a los nuestros.

Este ajetreo social constante puede derivar en el desarrollo de un alto nivel de estrés o hacernos sufrir episodios de ansiedad, incluso provocarnos síntomas depresivos. Debemos encontrar una terapia alternativa o un método que nos permita superar estos problemas y aprender a convivir con esas exigencias rutinarias sin tener que recurrir, por ejemplo, a la medicación.

Para ello puede ser muy útil la práctica de yoga nidra también llamado yoga relajación. Que tiene un enorme potencial para calmar los episodios de ansiedad que pueden aparecer ante situaciones estresantes.

Puede que hayas oído la expresión «dejar la mente en blanco» y que la relaciones con la práctica de la meditación. Pero no quiere decir eso. Silenciar la mente no es dejar de pensar, sino analizar esos pensamientos y su influencia en ti de una forma calmada, como si los «escucharas» desde fuera. De esta forma fomentas tu autoconocimiento y crecimiento interior. No siempre es sencillo conocernos a nosotros mismos y dejar fluir aquello que nos paraliza y produce dolor, pero cuando nos habituamos a la práctica de yoga aprendemos a entendernos y aceptarnos mejor.

Ese nivel de conciencia sobre ti mismo te ayudará a minimizar tus problemas y preocupaciones, por lo que posiblemente disminuirá el estrés o la ansiedad que sufres por ellos.

Además, no se trata de olvidarte de tus dificultades en ese momento concreto que practicas una sesión de yoga para relajación, sino que incluirlo en tu rutina te hará valorar cada momento de forma diferente.

Cuando te preparas para practicar una sesión de yoga realizas una serie de pasos; eliges un momento del día concreto, estableces un lugar, lo libras de distracciones externas, te preparas físicamente (poniéndote la ropa cómoda y adecuada) y dedicas unos minutos previos a liberar tu mente e intentar relajarte.

Según avances en la práctica del yoga hasta convertirlo en un hábito, cada vez realizarás ese ritual de una forma más automática y menos consciente, debido a que se irá implementando en tu día de una forma natural. Por ello, te será más fácil alcanzar ese estado mental de relajación y serás capaz de extrapolarlo fuera de tus clases de yoga. Así, cuando te veas en una situación complicada, tu mente estará capacitada para dedicar un tiempo a la reflexión y podrás actuar de una forma más consciente.

 

Yoga relax

La sociedad actual se caracteriza por la búsqueda de la perfección en los mayores ámbitos posibles; económico, laboral, amoroso, familiar. Además, otros aspectos y tipos de relaciones, por ejemplo, la constante exposición de nuestra vida en las redes sociales y la comparación constante que eso supone, nos lleva a exigirnos demasiado por alcanzar ese estado perfecto y tener o hacer más cosas o aparentar ser mejor que los demás. Esto tiene consecuencias negativas, como la frustración por no cumplir esos estándares de vida ideal y la pérdida de nuestra identidad real.

Para ello necesitamos realizar alguna actividad como el yoga relax que nos permita conectar con nuestro yo interior y entender la verdadera naturaleza de nuestro ego.

Puede ser complicado dejarse llevar por lo que de verdad guardamos en nuestros pensamientos más profundos y apartar el ruido externo, pero, especialmente para nuestra salud mental, es muy conveniente buscar la calma, para lo que nos puede ayudar el yoga como relax.

En la disciplina del yoga se busca la conexión entre nuestro cuerpo y nuestra alma para alcanzar el equilibrio entre ambos y conseguir vivir en armonía.

La combinación de posturas, respiración y meditación es esencial para conseguir que se produzca dicha unión.

Uno de los beneficios del yoga es que en cualquier momento podemos realizar alguna de las posturas que vayamos aprendiendo para desconectar y relajarnos en tan sólo unos minutos.

Especialmente la práctica de determinadas posturas nos puede ayudar a calmar nuestra mente.

La realización de algunas asanas nos permite absorber y canalizar la energía que hemos utilizado para realizarlas y prepararnos para las siguientes.

Esta concentración que empleamos en hacerlas correctamente nos desvía del resto de distracciones y unifica nuestro pensamiento hacia un único fin; la conexión con nosotros mismos.

La práctica completa de una asana comprende dos aspectos:

Por un lado, la forma externa o física, es decir, los movimientos que realizamos con nuestro cuerpo para hacer esa postura y mantenernos en ella un tiempo determinado.

Por otro lado, la parte interna, que consiste en nuestra disposición o voluntad para sumirnos en un estado de calma. Este ejercicio interno debe estar orientado en dominar nuestros pensamientos y controlar cómo nos afectan.

Esta predisposición al relax cuando vamos a practicar una postura, es un factor previo para que, unido a la técnica de respiración adecuada, nos induzca al estado relajado que alcanzaremos en el último paso de la meditación.