Una introducción al yoga Iyengar y sus beneficios

SHARE THIS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SHARE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Las posturas de yoga pueden parecer bastante fáciles, pero cuando intentes hacer algunas de ellas, probablemente descubras que tu cuerpo no es realmente tan flexible y que mantener la alineación correcta es casi imposible. El yoga Iyengar es el mejor estilo de yoga para principiantes e incluso para aquellos que practican yoga habitualmente, pero encuentran que sus articulaciones han perdido flexibilidad debido a lesiones u otras razones médicas.

El yoga Iyengar permite usar accesorios, como almohadones, cinturones y bloques con forma de almohada, para ayudar a lograr las posturas correctas sin tener que realizar un esfuerzo excesivo.

Cómo se desarrolló el estilo de yoga Iyengar

Yogacharya Shri B.K.S Iyengar nació el 14 de diciembre de 1918 en una familia pobre de brahmanes en Bellur, India. Era el undécimo de trece hijos y nació durante una pandemia de gripe. Siempre estuvo enfermo. Con los años, tuvo malaria, tuberculosis y fiebre tifoidea. Sus limitaciones durante la escuela, debido a su mala salud, hicieron que este adolescente buscara diferentes caminos para aprender más sobre su cuerpo.

Después de recuperarse de la tuberculosis, decidió mejorar su salud. Comenzó a aprender yoga en 1936. En aquel momento, su cuñado Krishnamacharya, quien sería su gurú, enseñaba yoga en Mysore.

Iyengar estaba tan rígido que cuando se inclinó para tocarse los dedos de los pies, sus dedos sólo pudieron alcanzar hasta las rodillas. Pero su determinación y trabajo duro valieron la pena. Se comprometió completamente con el yoga y estaba decidido a comprenderlo y practicarlo o morir en el intento (1)

B.K.S. Iyengar comenzó su aventura de enseñar yoga para mejorar la forma física con clases individuales. Uno de sus estudiantes fue el violinista Yehudi Menuhin, a quien conoció en 1952. La fama de Menuhin ayudó a promocionar el yoga Iyengar como marca en el mundo occidental (2)

Estudió y enseñó yoga durante aproximadamente 75 años por todos los continentes y consiguió que el yoga fuera accesible y efectivo para todo el mundo. Es el hombre responsable de inventar la mayoría de los accesorios que se utilizan para esta forma de yoga (3).

¿Qué hace a Iyengar Yoga diferente?

Lo que hace que el yoga Iyengar sea único es que ¡es para todos! Es una de las formas de yoga más practicadas en el mundo. Los maestros certificados de yoga Iyengar están muy bien cualificados y tienen una gran experiencia en ayudar a los estudiantes a comprender su propio nivel en las posturas de yoga que se realizan.

Hay accesorios disponibles para realizar cada postura. El yoga Iyengar se centra en la alineación postural, que es buena tanto para problemas posturales como estructurales. Cuando concentras toda tu atención en los detalles precisos de cada pose, te ayuda a aliviar el estrés y la ansiedad (4).

Para una persona sin experiencia, puede parecer que el yoga Iyengar se realiza a un ritmo más lento que otros tipos de yoga, pero descubrirás que debe esforzarse más y trabajar más para alcanzar el nivel esperado de alineación postural. La clase Iyengar con sus posturas revitalizantes te hará sentir rejuvenecido.

Lo que lo hace único

El yoga Iyengar se centra principalmente en tres aspectos importantes: alineación, secuenciación y sincronización (5).
    1. Alineación
    Implica mantener la pose que se pretende mientras respetas los límites de tu cuerpo. El uso de accesorios en el yoga Iyengar no sólo es una ayuda para los estudiantes mientras realizan una asana, sino que también reduce el riesgo de lesiones. La alineación correcta de los movimientos te ayuda a lograr un equilibrio entre tu respiración, cuerpo y mente.
    2. Secuenciación
    Se refiere al orden específico en el que se practican las posturas. Permite una progresión estructurada de manera segura. Esto ayuda en la "apertura" y el equilibrio de los aspectos físicos y emocionales del cuerpo humano.
    3. Sincronizaciòn
    En comparación con el yoga Vinyasa, las posturas de yoga Iyengar se mantienen durante períodos más largos de tiempo. Una vez que logras la estabilidad en una asana, se intensifica de manera segura la ejecución de la postura. Esto da como resultado el desarrollo de fuerza y flexibilidad junto con la sensibilidad y la conciencia entre cuerpo y mente.

Cómo usar accesorios en la tradición Iyengar

El yoga Iyengar es famoso por el uso de accesorios que ayudan a lograr la alineación adecuada de las asanas (posturas), de la forma más sencilla posible, y minimizando el riesgo de lesiones (6).
Por ejemplo, en Utthita Trikonasana, también conocida como la postura del Triángulo, lo ideal es que tu mano toque el suelo en la parte exterior de tu pie delantero. Pero, a menudo resulta difícil llevar la mano hasta el suelo manteniendo la posición correcta del pecho (7).

Este es uno de los principales propósitos de la postura. De acuerdo con la metodología de Iyengar, la alineación del hombro izquierdo sobre el derecho se puede facilitar mediante el uso de un bloque que se puede colocar debajo de la mano derecha hasta que el cuerpo se abra lo suficiente. Una vez que se logra, el bloque ya no es necesario.

Este es un ejemplo en el que el método de Iyengar hace que el yoga sea más accesible para mucha más gente.

13 beneficios del yoga Iyengar

Como dijimos antes, B.K.S. Iyengar comenzó a practicar yoga cuando era niño debido a sus problemas de salud. Mientras practicaba yoga a diario, su fuerza y salud comenzaron a mejorar y empezó a experimentar importantes beneficios de la práctica del yoga. Esto le permitió desarrollar un conocimiento profundo de la anatomía y adoptar un enfoque terapéutico para la práctica.

Entendió que cada persona es agraciada con diferentes fortalezas y debilidades. Así es como comenzó a abogar por el uso de apoyos, cinturones y mantas, para apoyar a los estudiantes, para lograr una alineación adecuada, de acuerdo con la capacidad de la persona. Esto permitió una práctica segura de las asanas (8).

Los beneficios de practicar regularmente yoga Iyengar son:
    1. Mejora la salud física y psicológica.
    2. Aumenta tu energía.
    3. Reconecta con tu cuerpo y respira.
    4. Libera la tensión emocional.
    5. Alivia los problemas posturales y estructurales.
    6. Aumenta la atención y la concentración.

Otras razones por las que es tan beneficioso y terapéutico practicar yoga Iyengar (9) son:

      7. Aumenta tu flexibilidad (10)
      8. Tonifica tu musculatura (11)
      9. Relaja tu mente (12)
      10. Alivia el dolor de cuello y espalda (13)
      11. Protege de enfermedades mejorando el sistema circulatorio y linfático (14)
      12. Mejora tu estilo de vida (15)
      13. Potencia la respiración (16)

    ¿Para quién es adecuado Iyengar Yoga?

    El yoga Iyengar es adecuado para cualquier persona. El cuidado por la alineación del cuerpo y el uso de accesorios para ayudar a conseguir las posturas hacen que sea adecuado para todos. Es ideal para principiantes para lograr una alineación óptima. También es adecuado para personas con problemas posturales (17).

    Hay diferentes tipos de clases de yoga Iyengar: para principiantes, nivel intermedio y avanzado.

    El enfoque del yoga Iyengar se centra en asegurar la comprensión para un alumno principiante. Destaca la importancia que tiene estructurar y organizar las clases, diseñándolas específicamente para cada alumno, de tal forma que se garantice un aprendizaje profundo y seguro de cada materia. Este método proporciona una base sólida para una mayor profundización en cada tema.

    Más sobre el método Iyengar: sin flujo

    En yoga, la transición fluida de una pose a otra en conjugación con la respiración se denomina flujo de Vinyasa. En el yoga de estilo Iyengar, este flujo de Vinyasa es prácticamente inexistente. Alternativamente, las posturas se mantienen durante un tiempo prolongado mientras se perfecciona la alineación (18).

    Por lo tanto, el yoga Iyengar no es una experiencia cardiovascular intensa como el Ashtanga yoga, que tiene un estilo más fluido.

    Sin embargo, el mantener las posturas durante más tiempo puede llegar a ser extenuante, desarrolla fuerza y ​​es excelente para aumentar la flexibilidad. El yoga Iyengar es accesible para una población más amplia, ya que no requiere de una gran capacidad física, como otros estilos más fluidos.

    Qué esperar de una clase de yoga Iyengar

    Una clase de yoga Iyengar debe conseguir agotarte físicamente, estimular tu mente y calmar tu espíritu. El primer paso es olvidarse de todas tus ideas preconcebidas.

    La apertura del pecho tiene un fuerte impacto en aquellas personas que practican yoga por primera vez. El yoga Iyengar te enseñará a realizarlo correctamente y a valorar su importancia. Puede llegar a ser una experiencia emocional muy intensa, ya que te proporciona una sensación de empoderamiento (19).

    Tu punto de partida puede ser sentir la planta de tus pies. Aprenderás lentamente a equilibrar tu cuerpo repartiendo su peso de forma uniforme sobre tus pies. A partir de ahí, comenzarás a fortalecer tus piernas para que sean lo suficientemente robustas como para levantar y sostener tu columna vertebral. Aprenderás a estar más erguido y a quitar la tensión innecesaria de tu espalda.

    Las asanas incluidas en la práctica varían de una clase a otra dependiendo de la habilidad de los estudiantes. Generalmente incluyen posturas de pie, sentado, flexiones hacia adelante y hacia atrás, giros, inversiones y posturas de recuperación.

    Las diferentes asanas tienen diferentes efectos en la mente y el cuerpo. Trabajar con accesorios es muy característico en este estilo de yoga y le permite al cuerpo actuar y relajarse simultáneamente.

    La clase siempre terminará con Savasana donde descansarás físicamente. La alineación debe ser adecuada y será revisada por los maestros para facilitar la relajación uniforme. Permite que los sentidos se difuminen lentamente, ralentizando la respiración y calmando la mente, permitiendo la unidad del ser, la respiración y el alma. Este vínculo se llama "yog" o unión.

    El experimentar este poder transformador en primera persona, refuerza y allana el camino hacia una práctica regular y consistente. Además, provoca una mayor sensación de salud y bienestar.

    La nota final

    Basado en Hatha yoga, el yoga Iyengar es un tipo de yoga muy practicado en todo el mundo. Esta forma de yoga se centra en la alineación y enseña el método correcto de cada postura. Si el cuerpo está alineado con precisión, entonces la respiración también se alineará con esa misma precisión. Esto ayudará a equilibrar la mente, los sentidos y las emociones.

    Iyengar es famoso por el uso de accesorios, como correas, mantas, almohadones, bloques y sillas. Como el enfoque se centra principalmente en las cualidades y necesidades de cada persona, la práctica es altamente terapéutica.

    El maestro te ayuda a concentrarte en los matices de cada asana hasta que se logre la alineación adecuada. Esto lo hace particularmente recomendable para problemas posturales y estructurales.

    Ya seas un principiante o un yogui experimentado, la práctica de yoga Iyengar te ayudará a mejorar tu salud y disfrutar de una mayor calidad de vida (20).

    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on whatsapp
    Share on email

    SHARE THIS

    Fernando Arroyo

    I am Spanish but I came to india 10 years ago for business reasons. After some time I discovered Yoga and Meditation, and that made me go through a process of deep change that turned around completely the way I saw this life. I discovered that yoga and meditation come together and are means to transform ourselves and our world into the highest possibility.

    WhatsApp chat