Yoni Mudra

SHARE THIS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SHARE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La femenina conocida en el hinduismo como Shakti se conoce por ser la energía divina creativa que manifiesta todo el cosmos en la existencia. Esta energía creativa femenina está presente en todos los seres humanos. Yoni Mudra, como su nombre lo indica, trabaja profundamente con la energía divina femenina.

Yoni en sánscrito significa “vientre”, “útero” y “vulva”. Yoni mudra activa y cura las energías del chakra sacro, conocido como el Swadhishthana chakra, que se encuentra justo encima del chakra raíz. 

El chakra sacro incluye el intestino, el útero, la vagina y todo el piso pélvico. Esta zona del cuerpo contiene nuestras energías creativas y emocionales. Los dedos se colocan en un “sello” conocido como mudra, en el centro del piso pélvico cerca del vientre. 

Yoni mudra se asocia con las energías de la diosa, especialmente la diosa Kali. Kali es la diosa de la oscuridad eterna que se origina en el vientre divino (Hiranyagarbha). Yoni Mudra ayuda a canalizar esta energía primordial que reside en el vientre y guía nuestras vidas.

Uno de los mudras de la mano más practicados por las mujeres es la yoni mudra, el cual ayuda a curar los trastornos de la reproducción y la fertilidad en las mujeres. Este antiguo mudra nos ayuda a desprenderse del mundo exterior y a centrar nuestra atención en nuestro paisaje interior.

Los humanos de las antiguas civilizaciones avanzadas de la Tierra consideraban nuestro intestino, vientre y pelvis como el cerebro femenino donde la información se procesaba a través de los sentimientos, las emociones y la intuición en lugar de los pensamientos y la lógica. Este mudra funciona para traer armonía al cerebro femenino, lo cual trae paz, serenidad, flujo y abundancia a nuestras vidas.

Cómo practicar el Yoni Mudra: Técnica

  • Siéntate en sukhasana, padmasana o cualquier otra asana meditativa. Para poder sentarte cómodamente durante más tiempo, puedes usar un cojín. Si tienes problemas para sentarte en el suelo, esta asana también se puede hacer sentada en una silla, acostada o de pie. Funciona mejor cuando estás sentado.

  • Cierra los ojos, y aclara tu mente con la ayuda de la respiración consciente.

  • Junta las dos palmas de tus manos en Anjali Mudra o ‘namaste’.

  • Ahora, en lugar de tener los dedos apuntando hacia arriba, apúntalos hacia abajo, hacia el suelo.

  • Junta los pulgares izquierdo y derecho y apúntenlos hacia arriba en la dirección opuesta a los otros dedos.

  • El pulgar y el índice forman un triángulo. Los tres dedos restantes, el medio, el anular y el meñique, pueden mantenerse apuntando hacia abajo mientras las puntas se tocan entre sí, o pueden entrelazarse. Puedes elegir la posición de los tres dedos restantes en la que mejor te sientas.

  • Lo importante es formar un triángulo entre los dedos pulgar e índice.

  • Coloca este mudra en el piso pélvico, delante del vientre, justo debajo del ombligo.

  • Sostén este mudra. Siente y nota el efecto en tu cuerpo físico y energético. Nota cómo el mudra afecta el flujo de energía en el vientre y el piso pélvico.

  • Concéntrate en la respiración y regula la respiración en todo tu cuerpo.

  • Al principio, puedes sostener este mudra durante 5-10 minutos, dependiendo de lo lejos que puedas llegar. Con el tiempo y la práctica, puedes aumentar el tiempo a 20-40 minutos.

  • Para descontinuar la práctica de este mudra, suelta tus dedos. Coloca tus manos sobre tus rodillas. Abre los ojos y respira de forma natural.

Beneficios del Yoni Mudra

1. Curación del Swadhisthana Chakra 

El Yoni mudra es uno de los mejores mudras para el chakra, específicamente el sacro o el segundo chakra. Conocido en sánscrito como el Swadhisthana chakra, este chakra contiene las energías creativas, sexuales y sensuales. Las energías de este chakra son responsables del flujo en nuestras vidas. 

Este flujo está relacionado con el elemento del agua y las emociones. El chakra sacro, que incluye el intestino, el piso pélvico y el vientre, contiene todas las emociones profundas. El Yoni mudra ayuda en la curación y la liberación de estas emociones, lo que conduce a una paz interior profunda.

Los aspectos femeninos de la intuición, las emociones y los sentimientos están conectados al chakra sacro. El Yoni mudra, uno de los mejores mudras para la curación, activa las energías de la diosa en su interior y ayuda en la curación de las energías femeninas, trayendo así más creatividad, revitalización y vitalidad a nuestras vidas. 

2. Equilibrio de las energías masculinas y femeninas

Al unir las dos manos, en este mudra, se curan y unen las energías femeninas y masculinas en tu interior. La izquierda es el lado femenino del cuerpo, y la derecha es el lado masculino. En sánscrito, el Ida Nadi es el canal de energía lunar/femenino, y el Pingala Nadi es el canal de energía solar/masculino.

Cuando el yoni mudra se practica de forma correcta y sincera, produce un equilibrio entre la energía femenina y masculina. Cuando nuestras energías internas masculinas y femeninas funcionan en armonía, nuestras vidas estarán llenas de abundancia, paz, alegría, y cualquier desafío que se nos presente en la vida, se tratará con fortaleza y madurez.

3. Conexión con la madre tierra

El Yoni mudra también nos ayuda a sentirnos conectados con la madre tierra debido al flujo de energía descendente del mudra. Nos ayuda a sentirnos conectados con el mundo físico mientras expandimos nuestra consciencia en dimensiones más altas.

Uno de los mudras femeninos más potentes, Yoni Mudra, activa las energías primordiales de la creación dentro de nosotros. Debe ser practicado con profunda reverencia y respeto por la fuerza sagrada creativa y primordial de la vida, la energía divina femenina.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SHARE THIS

riddick_kav

© kavaalya 2020. Todos los derechos reservados.