Yoga Restaurativo

SHARE THIS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SHARE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El yoga restaurativo te ayuda a ir más despacio y a abrirte por medio de los estiramientos. Cuando tomas una lección de restauración, apenas te moverás y sólo practicarás unas pocas posiciones. Es una actividad completamente diferente a la mayoría de los métodos tradicionales de yoga.

Por lo general, una secuencia de yoga restaurativo incluye sólo cinco o seis posturas, asistidas por accesorios, que te permitirán relajarte completamente, las posturas deben mantenerse durante 5 minutos o más e incluirán giros ligeros, pliegues sentados y flexiones suaves. 

Puedes obtener grandes beneficios tanto para la mente como para el cuerpo practicando Yoga Restaurativo. Por lo general, si tenemos una vida que va a un ritmo rápido, y también practicamos un tipo de yoga dinámico u otros ejercicios de alta intensidad, entonces podemos sobreestimularnos, podemos sentirnos exhaustos y cansados. Después de un tiempo, nuestro sistema nervioso sufre. El beneficio del Yoga Restaurativo es que no vamos a ejercitar los músculos. A veces asumimos que tenemos que trabajar para mejorar nuestra flexibilidad, pero en realidad, podemos lograr más flexibilidad ablandando y relajando que empujando nuestro cuerpo a través de un ejercicio duro.

¿Cómo funciona el Yoga Restaurativo? 

Los accesorios utilizados en el Yoga Restaurativo te ayudan a mantener tus posturas por más tiempo con un apoyo total, esto te relajará profundamente. 

La práctica se centra principalmente en la estimulación física, mental y emocional mediante la relajación en las posturas, con la ayuda de accesorios sin estrés ni molestias. Las clases de Yoga Restaurativo son muy fáciles y lentas. Se utilizan elementos de apoyo, como bloques, pernos, mantas y abrazaderas para mantenerte seguro en tu posición. Luego se mantiene la posición durante mucho tiempo. Esta práctica es perfecta para hacer malabares con un programa de Yoga activo o tomar un descanso cuando no te sientes bien. 

Cuando nos relajamos en poses que fomentan una respuesta calmante y disminuyen la tensión en nuestros cuerpos, nuestro sistema nervioso parasimpático se estimula de forma constante. El sistema nervioso parasimpático es responsable de disminuir el ritmo y la frecuencia del corazón, entre otras cosas.

¿Cuáles son los beneficios del Yoga Restaurativo?

Los efectos físicos y mentales del estrés diario pueden ser aliviados a través de la práctica del Yoga Restaurativo, ejercicios de respiración y posturas relajadas que pueden curar rápidamente enfermedades comunes como dolores de cabeza, dolores de espalda, ansiedad, depresión e insomnio.  

Lo que hace que este estilo de yoga sea diferente de los otros es el enfoque, todavía nos estiramos pero con la ayuda de los accesorios, se nos anima a relajarnos completamente, a aliviar el estrés y a concentrarnos en nuestra respiración. De esta manera, podemos activar el sistema nervioso parasimpático, que nos ayudará a sentirnos más cómodos. A medida que nos relajamos, podemos dejar que nuestro cuerpo entre más en contacto con nuestras cualidades naturales como la amabilidad y la compasión. 

Estos son algunos de los beneficios generales que obtendrás mientras practicas el Yoga Restaurativo: 

  • Mejor descanso y sueño 
  • Relaja profundamente tu cuerpo  
  • Estimula el sistema inmunológico;  
  • Desarrolla las virtudes de la bondad y la comprensión hacia los demás y hacia uno mismo. 
  • Mejora el poder de curación y equilibrio  
  • Libera la tensión muscular, aumenta la movilidad y la flexibilidad  
  • Equilibra el sistema nervioso

Ahora explicaremos con más detalle los beneficios del Yoga Restaurativo:

1. Mindfulness 

Se tiene mucha conciencia del yo y de las necesidades del cuerpo cuando se practica, tanto que podríamos llamar al Yoga Restaurativo el “yoga consciente”. Los movimientos más lentos ofrecen espacio para una experiencia más profunda de poses y ejercicios de respiración. El conocimiento de los sentimientos físicos, ideas, emociones o sonidos en la atmósfera puede ser mucho más profundo en la práctica del Restaurativo. Puedes ver y sentir el mundo más profundamente a través de tu experiencia de yoga. 

2. Auto-Consciencia e introspección 

Una clase de Yoga Restaurativo normalmente te ayuda a llamar la atención e ignorar todos los eventos y situaciones del mundo exterior. La práctica se convierte en un refugio para el espíritu y la mente con tu conciencia interior, desde la cual puedes mirar profundamente quién eres, qué deseas y cómo puedes ayudar al mundo. Te abre a nuevos niveles de auto-exploración y contemplación que te permitirán brillar. 

3. Te conecta con lo divino 

El objetivo final del yoga es la unión con la Divinidad. Por lo tanto, su práctica debe ser una forma de lograr este propósito. El Yoga Restaurativo es la mejor manera de comunicarse con la divinidad dentro de ti mismo. A través de las prácticas, se despierta la gracia, el equilibrio, la flexibilidad, la estabilidad, la fuerza y la conciencia del momento. Todo esto junto proporciona una mente y un cuerpo ideal para la convergencia hacia un ser puro. 

4. Deliberación de la acción 

Te vuelves más consciente de tus acciones o karmas y cómo influyen en tu nivel de comodidad o incomodidad. Puedes ver la reacción de causa y efecto de tus poses, la respiración y el bienestar general. A medida que sigas practicando el Yoga Restaurativo, tomarás mejores decisiones mientras lo practicas, así como en tu vida diaria. 

5. Ralentiza el ritmo de la vida 

El Yoga Restaurativo es una gran oportunidad para distanciarse de la agitada rutina diaria y dejar que tu medidor de velocidad regrese a cero. Te da un descanso de toda la agitación de la vida y te ayuda a preparar la mente y el cuerpo para la meditación y una conciencia más profunda. Mientras te mueves lentamente a través de tus poses, puedes explorar con calma tu mente y tu cuerpo a tu propio ritmo. 

6. Fomenta la trascendencia  

Muchas formas de Hatha yoga se consideran precursoras de períodos de meditación prolongados. A través de su práctica, los músculos, las articulaciones y los centros de energía sutil serán estimulados para hacer la meditación más profunda y cómoda. El yoga en sí mismo a menudo conduce a una experiencia trascendental de unidad más profunda con el nivel universal de conciencia. Cada postura y respiración te lleva a la escalera extendida de la conciencia. A medida que la práctica crece, el vehículo del yoga te llevará desde la vigilia al espacio silencioso entre tus pensamientos, este es un espacio desde donde puedes vislumbrar el alma y despertar la Divinidad dentro de ti. 

7. Calma el sistema nervioso 

En una clase de Yoga Restaurativo, tendrás un ritmo más lento y una respiración más profunda, esto activará el sistema nervioso parasimpático. Esta activación ayuda a mitigar el impacto en tu cuerpo y el bienestar de una respuesta normal de lucha contra el estrés. El efecto calmante en el sistema nervioso proporciona un tono profundamente relajante para la clase, que consolará tu mente, cuerpo y sistema nervioso.  

8. Te sentirás seguro 

Es fácil volverse inseguro en la vida actual. Mucha gente pasa sus días en medio del terror, la ansiedad y la inseguridad. Lo que este tipo de yoga te ofrece es un puerto seguro donde puedes reconectarte con tu eterna, invencible, pura y nutritiva esencia. Lograr esa relación a través de tus poses, tu respiración y tu profunda relajación restaura tu memoria de quién eres y te ayuda a recuperar tu espíritu intrépido.  

9. Consciencia del cuerpo 

Mientras practicas el Yoga Restaurativo tendrás una comprensión más profunda de tu propio cuerpo, te ayudará a entender de qué se trata un ser espiritual que tiene una experiencia humana. Lamentablemente, a veces no somos muy íntimos con nuestros propios cuerpos. Sin embargo, una práctica de Yoga Restaurativo puede ayudarte a lograr esta intimidad. Podemos alcanzar nuevos niveles de fuerza corporal, y un mayor sentido de auto-amor y aceptación puede surgir. 

10. Aceptación y separación 

El Yoga Restaurativo cree que obtendrás la mayor ventaja de tu práctica no empujándote a una pose, sino dejándola y no esforzándote más. Esta actitud promueve la aceptabilidad y los límites del cuerpo. También mejora tu habilidad para dejar ir las ideas equivocadas sobre tu cuerpo. Cuando tu comodidad y conveniencia se mejoran, tu práctica de yoga eventualmente resultará en la aceptación y el desapego.

7 consejos para llevar tu práctica de Yoga Restaurativo al siguiente nivel

No importa si estás empezando o si ya eres un profesional, siempre hay pequeños consejos y trucos que pueden ayudarte en tu práctica, a continuación encontrarás 7 de ellos: 

1. Prepara tu espacio

Puedes sentirte más relajado si el ambiente donde entrenas es lo más tranquilo posible. Una habitación limpia, organizada y cálida hará que te sientas más relajado y te ayudará a concentrarte mejor. Aquí hay algunos accesorios que debes tener como, mantas dobladas, toallas enrolladas, y almohadas todas colocadas alrededor de tu colchoneta. 

2. Calentamiento

Justo antes de empezar con las poses de restauración, debes calentarte suavemente con movimientos rítmicos suaves. Esto típicamente incluye flujos respiratorios lentos como el del Gato-Vaca y saludos de medio sol, así como aberturas de cadera. El calentamiento ofrece la oportunidad de despojarte de cualquier inquietud del cuerpo y de la mente, facilitando la calma en silencio. También ayuda a fortalecer los músculos, anima a respirar más profunda y libremente, y atrae la atención hacia el cuerpo. A los estudiantes les gusta repetir algunos movimientos de calentamiento cuando se mueven entre posiciones. 

3. Mantente caliente

Debido al hecho de que el Yoga Restaurativo requiere que permanezcas quieto por largos períodos de tiempo, podrías tener frío durante la sesión, así que usa capas cuando te vistas, mantén tus calcetines puestos, y tal vez tengas una manta cerca, por si acaso. 

4. El tiempo es la clave

En esta práctica, el tiempo es crítico. Necesitas dejar que el cerebro sea consciente de que estás lo suficientemente sano como para apagar tu respuesta al estrés, tu mente y tu cuerpo deben estar tranquilos y tu respiración debe ser completa y profunda durante unos 20 minutos. Las posturas restaurativas normalmente llevan de 5 a 20 minutos o más. Es difícil mantener la misma postura, pero cuanto más practiques, más fácil será. La práctica repetida te permitirá relajarte más rápido y más fácil con el tiempo. 

5. Escuchar la música

A algunas personas les encanta escuchar música mientras practican, y otras no pueden concentrarse con ella. Elige un tipo de música que no requiera que la escuches, el Yoga Restaurativo es una experiencia meditativa, que te permite concentrarte en ti mismo y mirar en tu interior, por lo que no necesitas poner música todo el tiempo, dependiendo de lo que te guste puedes escuchar sonidos más bajos o más altos, todo depende de ti, sólo asegúrate de que la música que elijas no sea invasiva. 

6. Quédate quieto y deja que tu respiración fluya

Esta práctica proporciona una buena alineación que permite el libre flujo de aire. A medida que aprendes a descansar y a permanecer en el suelo, haces espacio para que el aire fluya. La respiración profunda y natural envía señales a tu cerebro de que estás sano, lo que aumenta el descanso y la curación. 

7. Mantén la práctica simple

Planifica tu rutina antes de empezar, y coloca los accesorios que necesitarás cerca de ti, y trata de usar los mismos para todos los ejercicios, de esta manera te concentrarás mejor y no te distraerás. Es mejor practicar 2 poses y dedicarles el tiempo y esfuerzo que necesitan, que hacer docenas y no hacerlas correctamente.

El Yoga Restaurativo es una práctica en la que las largas retenciones, la respiración y las posturas ayudan al cuerpo a alcanzar el punto de relajación. Se suele practicar con apoyos que pueden apoyar al cuerpo a través de los ejercicios, este apoyo te permitirá sentirte libre y relajado. 

Esta práctica es una gran alternativa a todas esas clases de yoga activo, o ejercicios, la quietud, y las técnicas de respiración te permiten conectar con tu ser interior y alcanzar un nivel completamente nuevo. En esta vida tan agitada, es bueno quedarse quieto y reconectarse con la mente y el cuerpo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SHARE THIS

riddick_kav

© kavaalya 2020. Todos los derechos reservados.