Guia de los beneficios del yoga

SHARE THIS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SHARE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La migración del yoga del mundo oriental, donde tiene sus inicios, a el mundo occidental ha sido un camino largo, ya que ha ido desde la incredulidad de los beneficios que esta práctica proporciona hasta la importancia que tiene actualmente con una popularidad creciente.

Desde profesionales médicos, celebridades, instructores fitness hasta personas del día a día le han dado una oportunidad a esta práctica milenaria comprobando y obteniendo innumerables beneficios.

Desde beneficios físicos hasta emocionales, el yoga es una práctica que conecta tu mente, cuerpo y espíritu permitiéndote vivir una mejor vida y es por eso que se sigue expandiendo y obteniendo más seguidores cada día.

B.K.S. Iyengar, el maestro de yoga de renombre mundial dice que:

"El yoga nos enseña a curar lo que no necesita ser soportado y soportar lo que no se puede curar".

Así que si estás pensando en adentrarte en el mundo del yoga has llegado al sitio indicado. Aquí te daremos una lista de los beneficios de esta practica para tu cuerpo científicamente comprobados. Sigue leyendo y entérate.

Las diferentes formas del yoga

Antes de empezar con los beneficios, es bueno que te adentres un poco en los tipos de yoga que puedes practicar, ya que existen prácticas de ritmo rápido e intenso, como también hay otros tipos más suaves y relajantes, aquí te presentamos una lista completa:

  1. Hatha: esta es la forma comúnmente asociada al yoga. Esta práctica combina una serie de movimientos básicos con la respiración.
  2. Vinyasa: este tipo de yoga se basa en una serie de poses que fluyen en un patrón suave de una a otra.
  3. Power: el Power Yoga es una práctica más rápida y de mayor intensidad que desarrolla tus músculos y te da fuerza
  4. Ashtanga: este comprende prácticas de yoga asociadas con una técnica de respiración especial.
  5. Bikram: también se conoce como el “hot yoga” y representa una serie de 26 poses desafiantes que se realizan en una habitación con temperatura alta.dipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Cada una de estas prácticas te ayudará de manera diferente en el momento que decidas incorporarlas a tu vida, y para que termines de dar el paso al mundo del yoga, te explicamos los beneficios que traerá para ti:

Beneficios fisiológicos de practicar yoga

1. Reduce la presión arterial

Los estudios demuestran que practicar yoga disminuye la presión arterial ya que mejora la circulación y la oxigenación del cuerpo.
La práctica de yoga tres veces por semana mostró una disminución considerable en la presión arterial sistólica y diastólica en personas con presión arterial alta, en combinación con ejercicios de respiración y relajación tu salud mostrará cambios positivos (1, 2).

2. Reduce la frecuencia cardiaca

La naturaleza de las asanas practicadas en el yoga está relacionada con el movimiento del cuerpo a través de diferentes posturas.
Esto hace que el cuerpo se vuelva más fuerte y flexible. Dado que el corazón también es un músculo, estos ejercicios tiene un impacto positivo en él. A medida que mejora la afección cardíaca, también lo hace su eficiencia.
Esta eficiencia permite que el corazón bombee un mayor volumen de sangre con cada latido, lo que significa que se necesitan menos latidos por minuto, reduciendo así la frecuencia cardíaca en reposo y conduciendo a un corazón más sano (3).

3. Mejora la circulación de la sangre

Las posturas de relajación en el yoga ayudan a la circulación, el movimiento trae más oxígeno a las células, la torsión trae sangre oxigenada a los órganos y las inversiones invierten el flujo sanguíneo.
Posturas como la del perro boca abajo se consideran ideales para la circulación, ya que los movimientos realizados en esta proporcionan esos beneficios de manera más efectiva (4, 5).

4. Aumenta la resistencia cardiovascular

El yoga reduce la frecuencia cardíaca y mejora la oxigenación del cuerpo ayudando así a incrementar la resistencia cardiovascular.
Las posturas de yoga y las técnicas de respiración ayudan a mejorar la resistencia cardiovascular. Tales como Tadasana, Sukhasana, Uttanasana son algunas de las que te podrán proporcionar estos beneficios (6, 7).

5. Mejora las funciones gastrointestinales

Se ha demostrado que practicar yoga ayuda a la digestión, el procesamiento correcto de los alimentos y la hinchazón. Esto se debe al aumento de la circulación y la energía en estas áreas a medida que comienzas con la práctica de yoga.
Las diversas asanas que se practican durante la práctica del yoga estimulan los nervios parasimpáticos (SNP) que nos ayudan a descansar y digerir. La postura del pavo real (Mayurasana), el pliegue sentado hacia adelante (Paschimottasana), el señor de los peces (Ardha Matsyendrasana) son algunas de las posturas que te ayudarán (8, 9)

6. Drena tu sistema linfático y aumenta la inmunidad

El sistema linfático está compuesto por la linfa, un líquido acuoso claro que fluye a través del cuerpo y recoge virus y bacterias y los lleva a los ganglios linfáticos donde se filtran.
Es importante saber que, a diferencia de la sangre, que fluye como resultado del bombeo del corazón, la linfa fluye por contracciones musculares. El ejercicio físico como el yoga es la clave para el flujo linfático ya que las posturas apoyadas e invertidas aumentan la circulación en la linfa.
Entonces, cualquier asana donde la cabeza esté debajo de su corazón, tales como Uttanasana y Salamba Sarvangasana, permite que la linfa se mueva hacia tus órganos respiratorios, donde a menudo entran los gérmenes. Cuando regresa a su posición vertical, la gravedad drena la linfa y la envía a través de los ganglios linfáticos para su limpieza (10, 11).

7. Mantiene tu corazón sano y estimula el buen funcionamiento de los riñones

La práctica del yoga conduce a un aumento en la circulación del flujo sanguíneo alrededor de tu cuerpo mejorando el nivel de oxígeno en la sangre.
Como resultado, aumenta el flujo sanguíneo a los órganos vitales, la sangre oxigenada suministrada a todos los órganos, como el corazón, los pulmones y el cerebro, los mantiene estimulados y nutridos. Los movimientos especiales de yoga que incluyen giros espinales estimulan directamente los riñones asegurando su salud óptima (12, 13).

8. Desintoxica el hígado

Una de las glándulas más importante de tu cuerpo es el hígado y ya que se usa para la desintoxicación. Este órgano purifica la sangre y se asegura de que las toxinas no recirculen en el torrente sanguíneo, es por eso que es importante mantenerlo en excelente estado.
Posiciones como el Plegado acia adelante, en la práctica del yoga, le da al hígado un suave masaje, esta postura ayuda a estimular el flujo sanguíneo. Permitiendo la salida de sangre vieja y estancada, y dejando entrar la sangre fresca y bien oxigenada que mantiene tu cuerpo sano (14, 15)

9. Ayuda al buen funcionamiento de los órganos reproductivos

Las prácticas de yoga mejoran la autorregulación de los desequilibrios hormonales en el cuerpo. También aumenta la estimulación y la circulación de la sangre a los órganos reproductores femeninos y masculinos, combatiendo la infertilidad y proporcionando mejor salud a estos órganos (16).

10. Aumenta el metabolismo

Este proceso químico se encarga de crear energía dentro de tu cuerpo y se encuentra regulado por el sistema endocrino, principalmente la tiroides. Las prácticas de yoga han demostrado tener un poderoso efecto estimulante y fortalecedor en estas glándulas, aumentando el metabolismo y ayudando a quemar más calorías.
Practicar posturas como Saludo al Sol en conjunto con técnicas de respiración, ayuda a calentar y energizar el cuerpo, lo que aumenta aún más el metabolismo. Otras posiciones como Kapalabhati Pranayama y Ujjayi Pranayama serán de mucha ayuda (17, 18).

11. Alivia el dolor

El yoga ayuda a aliviar el dolor ya que con su práctica constante se desarrolla fuerza, se mejora la flexibilidad, se fortalecen las articulaciones y los huesos, además se libera la tensión muscular.
Los beneficios del yoga no se limitan solo a sus efectos físicos, sino que también benefician a niveles mentales y emocionales. Los estiramientos lentos, profundos y suaves que se practican en el yoga equilibran cada parte del cuerpo, dirigiéndola mente para enfocarse en algo positivo y no en dolor (19, 20)

12. Mejora las funciones respiratorias

El punto fundamental del yoga es la corrección de la respiración controlando el ritmo de esta para beneficio de tu cuerpo. La práctica de las asanas implica un control permanente de la respiración, mejorando así sustancialmente la oxigenación del organismo.
Las técnicas que presenta el Pranayama son adecuadas para esta práctica. Ya que enseña a cómo controlar la respiración profunda a un ritmo más lento, equilibrando el sistema nervioso, disminuyendo la frecuencia cardíaca y relajando completamente los músculos (21, 22)

13. Equilibra el sistema nervioso

Practicar yoga estimula la relajación, ralentiza la respiración y equilibra el sistema nervioso autónomo, compuesto por el sistema nervioso simpático (SNS) y el sistema nervioso parasimpático (SNP).
El SNP que es responsable de la relajación, es activado por el yoga reduciendo considerablemente la frecuencia cardíaca y la presión arterial, facilitando una recuperación más rápida de una situación estresante (23).

Beneficios manifestados al practicar yoga

14. Retrasa el proceso de envejecimiento

Los estudios sugieren que el yoga y la meditación protegen el ADN del daño de la edad y también pueden revertir el proceso de envejecimiento del cuerpo. El yoga ralentiza el desgaste físico y mental, combatiendo el estrés, una de las primeras causas del envejecimiento prematuro.
La enzima telomerasa, que desempeñan un papel crucial en la prevención del deterioro cognitivo relacionado con la edad, se ve directamente afectada por las prácticas de yoga, puedes mejorar la practica combinando el yoga con la meditación (24).

15. Te enseña control sobre tu cuerpo

Una de las principales cosas que enseña el yoga es mantener y controlar tu cuerpo en un estado más saludable. Practicando yoga constantemente aprenderás a tener disciplina sobre tu cuerpo, tanto con lo que comes, como lo que haces a nivel físico. Crearás una conexión con tu cuerpo y aprenderás a escucharlo.

16. Mejora el equilibrio

El yoga trabaja dos fundamentales equilibrios en tu vida, el físico y el emocional. Al trabajar tu mente y pensamientos con esta práctica estarás a su vez aprendiendo a trabajar tu cuerpo. Ambos equilibrios van de la mano. Esto se verá reflejado en tu día a día, empezarás a ser una persona más controlada con tus decisiones, emociones, y con tu cuidado corporal (25).

17. Incrementa la energía

Ciertas posturas de yoga son ideales para reducir la fatiga y ajustar la hormona cortisol la cual reduce los niveles de energía. A medida que el nivel de estrés baja debido a la disminución del cortisol, aumentan los niveles de energía. Practica poses de equilibrio y backbends para mejorar el resultado.

18. Aumenta la fuerza general

En yoga por lo general usas el peso de tu propio cuerpo para obtener fuerza. Una de las premisas de las prácticas de asanas es el equilibrio entre flexibilidad y fuerza.
Ciertos ejercicios del yoga están enfocados en esos dos rasgos, haciéndote sensible y eficiente para abordar poses complicadas como inversiones y equilibrios de brazos. Se considera que los estilos activos y dinámicos de yoga son excelentes para aumentar la fuerza (26)

19. Ayuda a reducir el peso

El yoga puede ser una herramienta efectiva para perder peso. Las formas más activas de yoga son buenas como una herramienta para bajar de peso ya que los estilos intensos y activos de yoga ayudan a quemar calorías.
Algunas investigaciones acordaron que la práctica de yoga Vinyasa implica un gasto calórico promedio de 7 kCal / min, lo que equivale a alrededor de 507 calorías por hora, lo que la hace perfecta para este beneficio (27, 28, 29).

20. Integra funciones del cuerpo

Gracias a todos los beneficios que presenta el yoga entre tu cuerpo y tu mente, los procesos interiores de tu cuerpo se ven afectados de forma positiva, ya que son capaces de realizar sus funciones de manera más efectivas. Las actividades físicas y la tranquilidad mental y emocional ayudan a mantener tu salud en buen estado.

Prácticas de yoga para la predisposición mental

21. Mejora la memoria

Las prácticas de yoga mejoran la circulación sanguínea en el cerebro, lo que ayuda a incrementar la concentración y la memoria. Las asanas de yoga como Sarvangasana y Bhujangasana aumentan el poder de la memoria al aumentar el suministro de sangre al cerebro. Mientras que Padahastana y Halasana afectan positivamente la función cerebral general (30, 31).

22. Incrementa la atención

la atención que se requiere en el yoga para mantener la respiración estructurada junto con las posturas, agudiza la capacidad de atención. Una práctica diaria de yoga te enseñará a estar concentrado y atento en tu día a día (32).

23. Ayuda a la conexión cuerpo-mente

Conectar el cuerpo con la mente es la enseñanza principal del yoga. Cuando comiences a controlar tu respiración y la combines con los movimientos de tu cuerpo, obtendrás la capacidad de entrenar tu mente para encontrar la calma y la paz (33).

24. Mejora la autoaceptación

Debido a que el yoga te enseña a que es esencial cultivar tu interior antes que tu exterior, esto ayuda a tener una mejor percepción de tu imagen física, promoviendo la autoaceptación.

25. Alivia la ansiedad

La práctica del yoga provoca un proceso de relajación que permite que tanto la mente como el cuerpo obtengan una sensación de calma. La meditación, la visualización y el enfoque en la forma en que se respira y practica en el yoga, puede ayudarte a liberar miedos y preocupaciones, permitiendo que tanto la mente como el cuerpo obtengan una sensación de calma (34).

26. Reduce el estrés

Un hecho muy interesante sobre el yoga que se ha documentado en numerosos estudios es que, al combinar posturas dinámicas con relajación se convierte en una mejor herramienta para combatir el estrés, más que el ejercicio de relajación que no se acompaña de prácticas dinámicas, manteniendo un equilibrio en el sistema nervioso que ayuda a reducir las hormonas relacionadas al estrés (35).

27. Mejora el humor

La creación de una fuerte conexión mente-cuerpo, conduce a un cuerpo sano y una elevación del estado de ánimo, haciéndote más feliz y entusiasmado para afrontar cada día con una actitud más positiva.

28. Reduce la depresión

La práctica continua de yoga asegura la liberación regular de pensamientos y sentimientos negativos que reprimes dentro de ti. Cuando esto sucede, la energía negativa es libre de fluir o liberarse y no quedar atrapada, reduciendo significativamente la depresión (36).

29. Promueve el buen sueño

Los estudios han demostrado que los beneficios del yoga en el sueño son muy positivos. Gracias a la mejora considerable en la respiración y la reducción de estrés, dando como resultado un sueño reparador y profundo. Algunas de las posturas de yoga para mejorar tus hábitos de sueño son Viparita Karani, Setu Bandha Sarvangasana y Supta Baddha Konasana (37).

30. Ayuda a administrar el autocontrol

Los movimientos controlados que debes aplicar al momento de realizar yoga te ayudan a trabajar en tu autocontrol, impactando tu vida en el día a día ya que te ayuda a estructurar y manejar de mejor forma tu reacción ante ciertas situaciones, ya que tendrás un mejor autocontrol de tus emociones y pensamientos.

31. Trae positividad

La práctica continúa del yoga equilibra las hormonas en tu cuerpo tales como la serotonina, liberándolas en mayores cantidades trayendo estabilidad de tus emociones, dándole paso a ver la vida de una manera más positiva.

32. Reduce la hostilidad

Gracias al control y la relajación de tus emociones, el yoga te proporciona una mejor actitud al momento de enfrentar a una situación de hostilidad. Te alejará de la ira y te hará actuar más racionalmente (38).

Prácticas de yoga para ayudar a equilibrar los cambios químicos que ocurren en el cuerpo

Muchos de los procesos químicos que ocurren en nuestro cuerpo son afectados directamente por la práctica del yoga, desde el mantenimiento del nivel de triglicéridos, colesterol total, nivel de glucosa, equilibrio electrolítico hasta el nivel de sodio en la sangre. Así que aquí te explicamos de manera más detalla estos beneficios:

33. Aumenta los glóbulos rojos

Los glóbulos rojos (RBC) son responsables de transportar oxígeno a través de la sangre, las prácticas de yoga aumentan el nivel de glóbulos rojos en el cuerpo, ayudando a evitar una disminución en el recuento de estos, ya que puede producir baja energía y anemia (39).

34. Disminuye los triglicéridos

La forma química de la grasa es el triglicérido y su nivel elevado puede ser indicativo de enfermedad cardíaca o presión arterial alta. Las prácticas de yoga han demostrado reducir estos niveles de triglicéridos, ya que ayuda a quemar la grasa corporal innecesaria (40).

35. Aumenta los niveles de vitamina C en el cuerpo

La vitamina C es bien conocida por tener un impacto positivo en nuestro sistema inmune. Sin embargo, también produce colágeno y es un poderoso antioxidante. Practicar yoga aumenta los niveles de vitamina C en tu cuerpo, ya que ayuda a la disminución del estrés oxidativo en el cuerpo y la menor utilización del antioxidante (41).

36. Equilibra el sodio

El consumo de alimentos altamente procesados como los que a diario tenemos en nuestro día a día, ha aumentado el nivel de sodio en nuestro cuerpo alterando el delicado equilibrio de electrolitos como sodio, potasio y cloruro. El yoga ayuda a restablecer este equilibrio, una práctica regular te ayudará a reducir el contenido de sodio en la sangre (42).

37. Baja la glucosa

El yoga aumenta la absorción de glucosa por las células musculares. Esto ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre, mejorar la circulación general y reduce el riesgo de enfermedades cardíacas (43).

38. Reduce el colesterol:

En el Indian Heart Journal, los investigadores informaron que un programa de yoga de tres meses puede reducir el colesterol total y el colesterol LDL, los cuales son perjudiciales para la salud ya que pueden acumularse en tus arterias obstruyéndolas y provocando problemas cardiacos. El yoga también aumenta el nivel de HDL o colesterol bueno en el cuerpo, combatiendo de mejor forma los problemas que puedan causar un colesterol malo en tu cuerpo (44, 45).

Prácticas de yoga para cosechar los beneficios relacionados con el ejercicio

39. Construye tu fuerza muscular

Una musculatura definida, además de mejorar la apariencia física, también protege los huesos, previene lesiones y enfermedades como la artritis. El yoga fortalece los músculos al evitar que el ácido láctico se acumule en el cuerpo, que es la principal causa de fatiga y dolor, también mejora y conserva tu flexibilidad (46, 47).

40. Fortalece tu tono muscular

Las asanas de yoga juegan un doble papel, algunas de ellas hacen uso de tu peso corporal para tonificar tus músculos, mientras que otras poses te ayudan a fortalecer tus músculos.
Un estudio realizado por el American Council on Exercise en 2005 reveló que incluso los principiantes después de practicar Hatha Yoga durante 8 semanas podrían hacer flexiones y abdominales de manera más eficiente que otros, esto se debió al aumento de la masa muscular en comparación con las personas que no hacían ejercicio antes. Con la práctica regular, el cuerpo se vuelve más esculpido y los músculos más definidos (48, 49).

41. Mejora la salud ósea

Las prácticas de yoga ayudan a fortalecer los huesos y retrasar la pérdida de masa ósea. Ya que las asanas y otros ejercicios realizados en el yoga se enfocan en fortalecer los huesos y en conservar un buen estado de estos a medida que pasen los años (50).

42. Previene la ruptura de articulaciones y conserva en buen estado los cartílagos del cuerpo

Practicar yoga aumenta tu rango de movimiento, fortalece los músculos que sostienen las articulaciones y aumenta la fuerza ósea. El yoga ayuda mantener la salud de los cartílagos y garantiza la circulación adecuada de los fluidos que los lubrican, lo que protege los cartílagos y los huesos de la ruptura (51).

43. Mejora la respiración:

El yoga te instruye a respirar de forma natural y controlada durante la práctica, enseñándote a proporcionar más aire rico en oxígeno para tu cuerpo evitando la fatiga por falta de aire (52).

44. Aumenta la coordinación entre tu ojo y mano

La coordinación ojo-mano es muy importante, especialmente en deportes como atrapar una pelota o golpear un disco en el aire. También es necesaria en actividades como conducir un automóvil, a medida que mejora esto a través de la práctica de yoga, veras los beneficios también en tu vida cotidiana.

45. Mejora la destreza

El yoga fortalece la conexión mente-cuerpo y mejora la flexibilidad. Esto, a su vez, conduce a un cuerpo más hábil y con una agilidad mejorada (53).

46. Aumenta la percepción de profundidad

Este recurso de nuestro cuerpo se basa en la capacidad visual de poder percibir el mundo en tres dimensiones además de las distancias de objetos. La práctica regular del yoga lo mejora y le brinda una mayor percepción de profundidad debido la práctica de conciencia del cuerpo y los movimientos variados que se realizan, agudizando este recurso y haciéndolo más eficiente (54).

47. Promueve la resistencia

Un elemento importante de la resistencia es una mejor utilización del oxígeno. Tu cuerpo depende de este oxígeno para producir energía en el momento del ejercicio, por lo tanto, una persona con buena resistencia tiene una mejor capacidad para proporcionar oxígeno a los músculos activos en un ejercicio.
Es por eso que verás que una persona con baja resistencia se fatiga mucho antes que alguien que está físicamente en mejor forma. Practicar yoga diario te hará incrementar tu resistencia, no solo en la práctica de este, sino también en tu vida diaria (55).

48. Reduce el tiempo de reacción

El tiempo de reacción es la capacidad de responder rápidamente a un estímulo. Un tiempo de reacción reducido significa que podrás responder mucho más rápido al estímulo. Los estudios han informado que ha habido una disminución significativa en el tiempo de reacción visual y auditiva después de 6 semanas de práctica de yoga ya que el entrenamiento ayuda a mejorar tu tiempo de reacción haciéndola más rápida y fuerte ante un estímulo (56).

49. Maneja el buen funcionamiento de la subcorteza y ayuda a relajarte

La subcorteza del cerebro está asociada con el bienestar emocional. Afecta comportamientos tan diversos como la ira, el sexo, el control de la temperatura, la liberación de hormonas, comer y beber, la vigilia y la emoción. El yoga tiene el poder de dominar la subcorteza, relaja la mente y mantiene estas emociones equilibradas (57).

50. Estimula el sistema nervioso parasimpático

Este sistema relaja el cuerpo y ralentiza las funciones de alta energía. Practicar yoga estimula el sistema nervioso parasimpático, lo que reduce la presión arterial y relentiza el ritmo de tu respiración, ayudándote a relajar y sanar más rápido (58, 59)

51. Equilibra el entrenamiento de los músculos opuestos

Como se dijo anteriormente, el equilibrio es la clave para todas las posturas de yoga. El yoga asegura que, si ciertos músculos se trabajan en una dirección, también se trabajarán en la dirección opuesta manteniendo un equilibrio en el crecimiento de tus músculos.

52. Mejorar el rango de movimiento conjunto

El rango de movimiento de la articulación es una medida de la dirección y la distancia en la que una articulación puede moverse a su máximo potencial. Las prácticas de yoga han demostrado tener una notable mejora en esto (60).

Prácticas de yoga para la prevención de enfermedades

53. Alzheimer

Esta enfermedad tiene como consecuencia la destrucción de funciones mentales importantes como la memoria, degenerando conexiones de las células del cerebro. Investigaciones recientes sugieren que el yoga y la meditación juegan un papel fundamental en la prevención y mejora de los síntomas de esta enfermedad progresiva (61).

54. Diabetes tipo 2

Prácticas de asanas como pranayama, bandha, meditación, mudras, atención plena y relajación funcionan como procesos de limpieza para tu cuerpo. Estos ejercicios ayudan a reducir el nivel de glucosa en sangre siendo un impacto positivo para el manejo de la diabetes tipo 2 (62).

55. Osteoporosis

La osteoporosis es una condición en la cual los huesos se vuelven débiles debido a que el cuerpo pierde el calcio de los huesos progresivamente haciéndolos cada vez más frágiles. Los huesos se vuelven menos densos y predispuestos a fracturas. Un estudio realizado en 2009 encontró que el yoga aumenta la densidad ósea si se practica de manera consistente (63, 64).

56. Cardiopatía

Los factores que conducen a enfermedades cardíacas son la presión arterial alta, el colesterol alto, el colesterol HDL bajo, el nivel alto de glucosa en la sangre y el estrés. La respiración profunda y las meditaciones relajantes calman el sistema nervioso y alivian el estrés. El yoga reduce la presión arterial, el colesterol malo y los niveles de glucosa en la sangre, lo que garantiza una mejor salud del corazón (65).

Prácticas de yoga para aliviar o reducir los síntomas de enfermedades

57. Artritis

Personas con diferentes tipos de artritis que practican yoga han reportado una reducción notable del dolor en las articulaciones, además de haber mejorado la flexibilidad. El yoga Yin es una muy buena opción para reducir la artritis crónica, este tipo de yoga se enfoca en hacer coincidir la respiración con el movimiento durante una secuencia fluida de posturas lo que hace reducir la tensión y la ansiedad en el cuerpo (66, 67).

58. Asma

Las prácticas de yoga ayudan a controlar los síntomas del asma, de acuerdo con varios estudios, el yoga permite a las personas asmáticas reducir el estrés, principal desencadenante común del asma, y les ayuda a controlar la respiración. Savasana, Sukasana, Forward Bend, Seated Spiral Twist, Side Bend, Cobra Pose son algunas asanas que ayudan a aliviar el asma (68).

59. Esclerosis múltiple

Esta enfermedad provoca que el propio sistema inmune elimine la cubierta protectora de los nervios causando varios síntomas como pérdida de visión, coordinación deteriorada, fatiga y dolor. Según los expertos, el yoga tiene el potencial de aliviar varios síntomas físicos relacionados con la esclerosis múltiple, ya que contribuye a la flexibilidad, fuerza, equilibrio, postura, circulación y la salud del suelo pélvico. Disminuye la tensión, la fatiga y la espasticidad (69).

60. Síndrome del túnel carpiano

También conocido como compresión del nervio mediano, se define por el entumecimiento y hormigueo en la mano y el brazo que es causado por un nervio en la muñeca. Practicar yoga puede ser útil porque el estiramiento alivia la compresión en el túnel carpiano. Una mejor postura articular tiene la capacidad de disminuir la compresión intermitente y se puede mejorar el flujo sanguíneo. Esto puede disminuir los efectos isquémicos en el nervio mediano (70).

61. Distrofia muscular

Este grupo de enfermedades genéticas causan una debilidad progresiva y pérdida de masa muscular. Se ha demostrado que los ejercicios como Pilates, Tai chi y yoga, que incorporan estiramientos, mejoran el tono muscular y ayudan con la rigidez de las articulaciones que esta enfermedad ocasiona (71).

62. Escoliosis

Esta afección se presenta como una curvatura lateral de la columna vertebral. Esto normalmente ocurre con mayor frecuencia durante el período de crecimiento justo antes de la pubertad. Se ve afectado todo el sistema esquelético, como la columna vertebral, las costillas y la pelvis.
Una práctica de yoga constante mejorará notablemente la curvatura de la columna. Un estudio reciente ha observado que realizar una sola pose de yoga durante 90 segundos durante al menos 3 días a la semana puede reducir notablemente la curvatura de la columna vertebral en 3 meses (72, 73).

63. Bronquitis crónica

Los ejercicios de respiración realizados en el yoga ayudan a abrir las vías respiratorias bloqueadas causadas por la bronquitis y otros síntomas que están directamente relacionados con la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y mejoran la circulación del aire. Los estudios han confirmado que el entrenamiento de yoga a corto plazo es bien tolerado y trae cambios favorables en estos pacientes (74).

64. Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC):

Se ha descubierto que una combinación de yoga y pranayama ayuda a controlar los síntomas del TOC. Un estudio reciente publicado en el International Journal por la Dev Sanskriti University en Haridwar, India, observó que 20 minutos de yoga y 10 minutos de pranayama podrían reducir los síntomas justo después de 45 sesiones. Estos pacientes también tenían medicamentos a base de hierbas (75).

65. Menopausia

Las posturas restauradoras y de apoyo del yoga tales como Supta Virasana, Supta Baddha Konasana y Janu Sirsasana tienen la capacidad de mejorar los efectos secundarios no deseados de la menopausia, que incluyen temperaturas altas en el cuerpo, cambios de humor, entre otras. Las fluctuaciones hormonales causadas por la menopausia también se pueden reducir con el yoga (76).

66. Dolor de espalda

Los movimientos suaves realizados en algunas posiciones del yoga serán muy beneficiosas si has estado lidiando con algún tipo de dolor de espalda. Ya que los movimientos delicados pueden ayudar a relajar los músculos que están provocando dolor en tu espalda, prueba practicando unos días, notarás la diferencia de inmediato (77).

67. Para la menstruación

Mientras atraviesas tu período, el cuerpo sufre varios cambios ya que el aumento de las hormonas afecta tanto su estado emocional como su estado físico. Se recomienda no practicar yoga durante los primeros tres días de la menstruación, pero luego de esos días podrás practicar algunas posturas específicas que alivian el dolor de la menstruación y también te ayudan a relajarte. Algunos de ellos son Balasana, Medio puente y Paschimottanasana (78).

68. Cáncer

El ejercicio de respiración y la meditación que se practica en el yoga, pueden reducir el estrés, promover la curación y mejorar la calidad de vida entre los pacientes con cáncer y dar motivación para luchar contra el cáncer.
El yoga ayuda a los pacientes con cáncer a adaptarse a la situación. También ayuda a reducir los efectos secundarios relacionados como dolor, cansancio, problemas para dormir y depresión (79).

69. Migraña

Las migrañas son dolores de cabeza repetitivos de diferente intensidad y a menudo van acompañadas de sensibilidad a la luz y al sonido. Los desencadenantes pueden ser estrés, ciertas bebidas y alimentos o cambios hormonales en el cuerpo.
Varios estudios han demostrado que el yoga podría ser un asociado útil para reducir la frecuencia de las migrañas. Las posturas de yoga específicas pueden atacar el estrés y la tensión que contribuyen a la migraña ya que ayudan a aumentar la circulación de la sangre reduciendo el dolor y los latidos del corazón durante una migraña (80).

70. Epilepsia

La causa de la epilepsia puede deberse a un daño en el cerebro, lesión en la cabeza, un derrame cerebral o un tumor cerebral. También puede desarrollarse repentinamente sin una razón y en algunos casos, se ha visto que los ataques son provocados por el estrés, la ansiedad y la depresión.
El yoga puede ser una opción terapéutica adecuada para las personas que sufren de epilepsia, ya que estudios han confirmado que la práctica de yoga reduce la frecuencia de las convulsiones, reduce la incidencia de preocupación por las convulsiones y el estrés que se percibe (81).

71. Ciática

Hace referencia al tipo de dolor que se ubica a lo largo del camino del nervio ciático. Comienza en la columna vertebral y luego se irradia por la pierna. Las prácticas de yoga pueden aliviar el dolor con posturas de yoga específicas tales como Bharadvaja Twist, Bound angle Pose, Eagle Pose, Dolphin Pose y Extended Angle Pose (82).

72. Estreñimiento

En el yoga, hay posturas que pueden manipular el tracto digestivo de una persona y pueden ayudar a aliviar el estreñimiento. Las posturas que han demostrado ser excelentes en este sentido son Half Twinal Twist, Supine Spinal Twist, Cobra pose, Wind Relieving Pose y Legs Up the Wall Pose (83, 84).

Como puedes ver los beneficios del yoga son extensos y pueden favorecerte en casi todo aspecto de tu vida diaria. Ayuda a controlar muchos factores que tienen un efecto devastador en tu cuerpo y mente. Se ha demostrado que el yoga es efectivo para desarrollar habilidades de afrontamiento ayudándote a darle un nuevo giro a los problemas con una perspectiva más positiva.

Incorporar yoga en tu vida diaria mejorará tu bienestar físico y mental y te ayudará a enriquecer la mente y el alma.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SHARE THIS

riddick_kav

© kavaalya 2020. Todos los derechos reservados.