Entendiendo la ciencia detrás de los Mantras

SHARE THIS

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SHARE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Las escrituras a menudo mencionan la frase “Mananat Trayate iti Mantrah”. Significa que los mantras son sonidos que nos permiten sobrepasar la mente, ir más allá y experimentar la consciencia de nuestra verdadera naturaleza.

Cada sonido tiene su propia vibración. Por tanto, cada mantra tiene su propio efecto distintivo. Cuando se canta el mantra, este se abre al sonido y te eleva a otro nivel. Tiene un poder transformador. Los mantras no son solo sonidos, son vibraciones sonoras que contienen la energía de la palabra. Como la clave del conocimiento antiguo, el mantra tiene el poder de desvelar los misterios de todo el universo.

Para entender esto mejor, comencemos con la experiencia de vida de Tina Malia, una cantante, compositora e instrumentista estadounidense y una ávida creyente del mantra. Sus creaciones sonoras abarcan cánticos sagrados, dream pop y géneros de música tradicional. 

Tina Malia, una artista musical estadounidense, había estado luchando contra la depresión desde su infancia. Hija de un famoso pianista de conciertos, tenía todo lo que quería, pero se sentía vacía por dentro. A los 20 años, comenzó a hundirse cada vez más en el oscuro pozo de la depresión, sintiéndose perdida y sola en este gran mundo. Incluso pensó en quitarse la vida.

Un día, Jai Uttal, un compañero músico y amigo fue a visitarla. Tenía un “mala” en la mano. Cuando le preguntó a Tina si alguna vez intentó cantar “Japa”, ella no tenía idea de lo que estaba hablando.

Con la creencia de que la práctica de Japa podría ayudar a Tina a lidiar con su depresión, Jai se la mostró. En Japa, un mantra se repite en silencio o en voz alta, moviendo una cadena de cuentas o esferas (mala) entre los dedos.

El mantra que Uttal le había sugerido a Tina era “RAM”, que se interpreta como el “fuego interior que quema las impurezas y el mal karma”. Aunque ella no lo entendía mucho, la necesidad de aliviar su desesperación la hizo intentarlo.

A las dos semanas de recitar en silencio el “Ram” durante varios minutos todos los días, ella comenzó a experimentar un cambio en sus sentimientos. Sintió que apareció una pizca de luz en su corazón. Hubo un poco de alivio y se sintió encantada, un sentimiento que experimentó después de mucho tiempo.

Esta luz comenzó a crecer con cada recitación del mantra. Pasaron semanas, días y meses, podía sentirlo crecer físicamente dentro de sí misma. Fue capaz de separar su verdadero y más profundo yo de sus pensamientos y lentamente dejó de actuar sobre lo negativo.

Ella sintió alivio cuando su mente se centró en algo diferente a los pensamientos. Después de seis meses de práctica diaria de Japa, Malia dijo que pudo acceder a la verdadera alegría en su interior. “En resumen, el mantra me dio ganas de vivir de nuevo”, decía.

¿Qué es un Mantra?

Mantra es una palabra sánscrita que se traduce directamente en “vehículos de la mente”. “Man” significa mente y “tra” significa vehículo o transporte.

Un mantra puede ser una palabra, frase o sonido sagrado que tiene el poder de brindarte una sensación de poder, paz y presencia.

Debes haber escuchado la frase “manah pragraha me va cha”, que resuena a menudo en blogs, historias y artículos de meditación y yoga. Esto significa “mente sobre cuerpo”. Es la mente la que actúa con el presente, enmarca el futuro y retrocede al pasado aplicando nuestra inteligencia, intuición y conciencia.

Pero la mente siempre está dispersa. Este “parloteo mental” también conocido como “Chitta vriti”, solo se puede rectificar o lograr para alcanzar un estado de concentración de la mente en un solo punto mediante Mantras.

Los mantras tradicionales se cantan en sánscrito, el idioma antiguo, el cual se practica desde hace 3000 años. Aunque los mantras están en sánscrito, tienen raíces

profundas en todas las tradiciones espirituales y se observan en muchos idiomas como hindi, hebreo, latín e inglés.

Sin embargo, en el oeste, la definición de mantra se ha vuelto más amplia. En los lugares en los que enseñan mantras, como las clases de yoga occidental, tu instructor podría pedirte que cantes una frase que puedas necesitar en ese momento. Los mantras no tienen que ser himnos en sánscrito, pueden ser una oración simple, que cuando se canta puede ayudarte a alcanzar un estado más avanzado de calma psicológica.

Un mantra popular entre los cristianos es repetir el nombre de “Jesús”. Los católicos cantan repetidamente “Santa María” o “Ave María” y se utilizan cuentas de rosario para cantarlo repetidamente. Los judíos recitan “Barukh atah Adonai” (Bendito eres, oh, Señor), y los musulmanes repiten el nombre de “Alá”.

Tina Malia no es la única persona que se ha visto afectada positivamente por el canto de mantras. Mucha gente lo ha experimentado. Hay mucha investigación que respalda el poder del mantra en la mente y el cuerpo.

“No me están haciendo cosas, simplemente están sucediendo”, es el mantra de vida de James Phillip, empresario serial de Chicago, IL.

“Recuerda quién eres”, canta Julie Westervelt, profesora de yoga, de Austin TX. Ella les ha enseñado esto a sus alumnos, quienes también se han beneficiado de ello.

“Tu entrada es tu salida”, canta Alla Adam, arquitecta de soluciones de blockchain, Chicago, IL.

“Nada dura para siempre. Ni lo bueno ni lo malo”. Canta Sonia Ruivo, consultora de marketing.

Todos dan fe de la eficacia de estos cánticos, que les han ayudado a afrontar momentos de incertidumbre y angustia.

En 2015, un estudio demostró que los mantras pueden ser efectivos en personas que ni siquiera meditan con regularidad. Este afirma que, cuando alguien repite un mantra, provoca un cambio importante en la actividad cerebral, en la parte responsable de la evaluación interna, la rumiación y la distracción mental. Los mantras ayudan a alcanzar un estado más avanzado de calma psicológica.

Los Efectos Neurológicos Del Mantra en Tu Cerebro

Malia había logrado aprovechar lo que los yoguis han creído durante miles de años, el “mantra”. Esto, ya sea cantado, susurrado o recitado en silencio, es una terapia y una poderosa herramienta de meditación.

Los neurocientíficos, con la ayuda de herramientas de imágenes cerebrales, están comenzando a confirmar los beneficios para la salud de esta antigua práctica. Los mantras tienen la capacidad de liberar tu mente y calmar tu sistema nervioso.

En la segunda mitad de la década de 1900, Herbert Benson, profesor de medicina en la Escuela de Medicina de Harvard, experimentó con sujetos que repetían mantras en sánscrito y palabras no religiosas como “uno”. El descubrió que, independientemente de la palabra, el canto de estas tenía los mismos efectos sobre la relajación y la capacidad de hacer frente a los factores estresantes inesperados de la vida.

En el Journal of Cognitive Enhancement, los investigadores de la Universidad de Linkoping, en Suecia, publicaron un estudio. Estudiaron el efecto del mantra en el cerebro. Los participantes del estudio participaron en un curso de Kundalini Yoga de dos semanas que incluyó seis sesiones de 90 minutos en el transcurso de dos semanas. El mismo grupo también realizó un toque con los dedos, donde se les indicó que realizaran una pulsación lenta de un botón en un teclado de cuatro botones.

El estudio confirmó que la meditación del mantra fue capaz de suprimir el parloteo del cerebro o las distracciones mucho más que el oprimir el botón del teclado. 

Nuestra mente discursiva puede llevarnos muy fácilmente al camino del espacio mental negativo y cualquier cosa que lo reduzca puede ayudarnos a salir de él.

Un estudio de 2015 de investigadores en Israel encontró un efecto muy interesante de la palabra “Echad”, que significa “uno” en hebreo, cuando se repite en silencio.  El modo predeterminado del cerebro (charla mental) se apagó y los sujetos reportaron menos pensamientos y mayor relajación.

La Ciencia Detrás de Los Mantras

Los mantras tienen su origen en el sonido “Om” o “Aum”. Es la sílaba más sagrada para los hindúes, Aum es el mantra más recitado universalmente. Se dice que es el sonido de la creación del universo. Es el universo entero unificado en una sola palabra, representa la unión de la mente, cuerpo y espíritu que es el corazón del yoga.

Los sabios o los videntes han estado practicando estos mantras para obtener sabiduría y desenterrar la ciencia detrás de los mantras (13). Se ha dicho que cuando se practica la ciencia de los mantras, se eliminan todos los obstáculos para el crecimiento, se acaban todas las miserias y la persona que la practica se eleva a un dominio de autorrealización y desarrollo (14).

Cuando se practica en sesiones de yoga, se canta principalmente tres veces al comienzo y al final de una sesión.

Cómo Empezar a Practicar Mantras

A medida que profundizamos en la práctica del mantra, debemos estar claros de los matices de esta. ¿Cómo empezar un mantra?

En algunas prácticas, los estudiantes reciben la guía de un líder de mantra y meditación capacitado para recibir mantras específicos y personalizados. Este es el caso de la Meditación Trascendental. Pero también se puede practicar de forma independiente.

Los expertos dicen que se debe avivar un mantra mediante la práctica regular durante un período de tiempo. Pueden ser meses o incluso años. Es como frotar un pedernal contra una piedra para encender fuego (15).

La fricción que las sílabas causan dentro de tu conciencia, la concentración que se necesita para regresar al mantra una y otra vez, y la resonancia del mantra dentro del reino de la conciencia eventualmente abrirán la energía en este. Dejará de ser una mera palabra y trascenderá a la energía viva, la cual sentirás cambiando tu estado interior.

Hay maestros de mantras y meditación que recomiendan estar cómodos primero. A continuación, se muestran las formas de comenzar una práctica de mantra:

  • Puedes recostarte o sentarte en una posición adecuada para conservar la energía corporal.
  • Repite el mantra en silencio. Una vez al inhalar y una vez al exhalar. Sincroniza el mantra con tu respiración.
  • Cíñete a la pronunciación exacta.
  • Mantén los ojos cerrados.
  • La mente se distrae con pensamientos aleatorios, si esto pasa simplemente intenta volver a recitar tu mantra en silencio.
  • Deja que tus músculos se relajen.
  • Varios expertos insisten en quedarse con un mantra durante varios meses antes de cambiar a otro.

De esa forma aseguras una mejor práctica y esta te ayuda a lograr una sensación de tranquilidad, presencia y paz.

Los Beneficios de Los Mantras

Los mantras tienen enormes beneficios para el individuo que los practica. Algunos de ellos son:

1. Cantar Mantras Estimula El Sistema Endocrino

Mientras cantas los mantras, tu lengua se presiona contra el paladar de la boca. Esto estimula el hipotálamo, el tálamo y la pituitaria de tu cerebro.

La vibración que se origina en el hipotálamo dirige las acciones de la glándula pituitaria y gobierna los sistemas endocrinos.

De estas vibraciones se liberan hormonas químicas que equilibran el cuerpo y tienen efectos curativos.

La glándula pituitaria en los seres humanos se forma en el feto a partir de células del paladar que ascienden al cerebro. Esa es la razón por la cual la presión de la lengua sobre el paladar estimula esa glándula en particular.

2. Los Mantras Ayudan a Mejorar Tu Capacidad De Atención

Cantar los mantras ayuda a enfocar tu atención. La mente que se distrae con pensamientos frívolos puede anclarse firmemente en la concentración a través de los mantras.

3. Los Mantras han Demostrado Ser una Forma Eficaz de Liberar Las Emociones

Las emociones son sentimientos que producen sensaciones en el cuerpo. Algunas que anhelamos y otras a las que nos oponemos. En ambas situaciones, tendemos a reaccionar. Cantar es precisamente la forma correcta de liberar la reacción a la sensación a través de la garganta y el corazón. Esto ayuda a liberar emociones a través de la autoexpresión.

4. Los Mantras Alinean Tu Vibración Para Crear Tu Conciencia

Tus pensamientos, tus palabras, tus sentimientos y tus acciones tienen un efecto directo en tu conciencia, de la misma forma en que la música te pone en un estado de ánimo particular o la molestia que sientes cuando hay mucho ruido.

Los mantras ajustan tu experiencia a través de las delicadas vibraciones que provocan en tu ser. Cada mantra tiene un efecto distinto.

5. Ajustan Tu Vibración, Alineando Tu Consciencia con Los Aspectos Del Yo y el Infinito

Todo lo que busca la mente está dentro de nosotros. Cuando no puedes experimentar algo, es principalmente porque no estás sintonizado con su vibración.

Aquí la sincronización es crucial, ya que la vibración de algo te permite estar en sintonía con ello. Si estás vibrando amor, es visible en todas partes a tu alrededor y viceversa si no es así. Así es como experimentas que se alinea tu vibración kármica cuando estás sintonizado.

6. Los Mantras Alivian Las Fobias

Los estudios han encontrado que cantar mantras tiene un efecto positivo en la mente. Disminuye el estrés, la ansiedad y la depresión. Ayuda a enfocar la atención y da una sensación de relajación y calma. El canto de mantras ayuda a manejar los pensamientos y ayuda a dispersar la fobia de tu mente.

7. Los Mantras Regulan La Frecuencia Cardíaca

Cantar un mantra es similar a aclarar la mente. Incluso si se hace durante 20 minutos dos veces al día, ayuda a reducir la presión arterial y mejora la capacidad del cuerpo para controlar el azúcar en la sangre. Dado que ambos son factores de riesgo para tu corazón, mantenerlos bajo control ayuda al corazón y al ritmo cardíaco. Los ejercicios de respiración profunda e inhalación-exhalación también ayudan a regular la frecuencia cardíaca (21).

8. Cantar Aumenta La Función Inmunológica

El canto bloquea la liberación de hormonas del estrés, lo que aumenta la función inmunológica. Cuando estamos estresados, la capacidad de tu cuerpo para combatir los antígenos se reduce. Esto te hace más susceptible a las infecciones. Los estudios han demostrado que los corticosteroides de la hormona del estrés pueden inhibir la eficacia del sistema inmunológico.

Nota Final

Los mantras se originaron hace miles de años cuando los grandes sabios meditaron y recibieron el conocimiento que posteriormente plasmaron como su experiencia en los Vedas. Por lo tanto, no es más que un puente que conecta nuestras mentes con las fuerzas espirituales dentro y por encima de nosotros. Cuanto más cantas, más te conectas desde tu interior. 

Se ha demostrado que son formas extremadamente poderosas y divinas de lograr la paz, la alegría y el éxito.

No son solo sonidos, sino que la ciencia ha demostrado que son vibraciones y frecuencias. Esto ayuda a sanar el cuerpo humano hasta la médula.

Respaldados por la ciencia, estos mantras pueden ser tu guía definitiva hacia la sabiduría, la paz y la felicidad.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

SHARE THIS

riddick_kav

© kavaalya 2020. Todos los derechos reservados.