LE GUIDE COMPLET POUR
DEVENIR PROFESSEUR DE

YOGA

et choisir les cours les plus
adaptés à chacun

200-h-ryt-icon-v2
rys-course-300

Vous voulez être professeur de Yoga, mais vous ne savez ni par où, ni par quoi commencer ?

Il y a une façon de le faire : en vous inscrivant à un cours de Yoga. Mais avant de vous décider, il y a de nombreuses questions auxquelles il faut répondre :

Ne vous inquiétez pas !

Nous allons vous aider à répondre à toutes ces questions

Il y a tant d’options et tant d’aspects à prendre en compte qu’il y a de quoi s’y perdre, et que vous finissez par vous dire que, « après tout, ce n’est peut-être pas si important ».

Non, ne renoncez pas : c’est TRÈS important. Cela pourrait bien être la décision de votre vie.

Et, n’oubliez pas :
tout ce qui est bon est dur à obtenir !

lotus-icon-yellow-v1

Partie 1:

Êtes-vous sûr de vouloir être professeur de Yoga ?

Commençons par le commencement, et voyons quelles sont vos raisons.

Si vous voyez que vous correspondez à l’une ou plusieurs des catégories suivantes, alors vous avez la clairvoyance nécessaire pour prendre la décision.

1. Vous voulez enseigner (partager) le Yoga

Parce que le Yoga a ouvert en vous un insatiable désir de partager ses bienfaits avec tout le monde, et qu’il est en train de changer tous les aspects de votre vie.

De nombreuses personnes trouvent dans le Yoga une voie pour se sentir mieux, même sans en avoir pleinement conscience. Notre corps accumule des traumatismes physiques et émotionnels, dont le Yoga nous aide à nous libérer.

Vous finissez par vous sentir vraiment connecté à votre pratique et vous ressentez de la gratitude envers le Yoga car il vous aide, et vous voulez désormais rendre ce qu’il vous a donné en aidant les autres. Il est bien naturel de vouloir partager que ce vous avez reçu.

En savoir plus :
Être Professeur de Yoga

2. Vous êtes à la recherche d’un débouché professionnel

Vous êtes conscient du fait que le Yoga gagne en popularité, parce que cela fonctionne ; la demande de professeurs spécialisés en Yoga ne cesse de croître, et vous voulez tout simplement profiter de cela.

Il s’agit là d’une bonne raison, mais n’oubliez pas que pour être bon en toute chose il faut y mettre de la passion : si gagner votre vie est la seule chose qui vous pousse il est fort possible qu’à un moment donné vous vous sentiez démotivé, tout simplement parce que votre vie ne serait alors pas alignée sur vos désirs les plus profonds.

L’industrie du Yoga est en plein essor, et elle continuera très probablement à l’être tout au long de notre vie. Mais vous devez avant tout regarder à l’intérieur de vous : si vous vous découvrez cette passion du partage ce sera alors un excellent investissement, à la fois personnel et financier.

Quelques chiffres sur la répercussion économique du Yoga dans le monde

En savoir plus :
Le Business du Yoga

3. Vous voulez aller plus loin dans votre pratique

Il y a beaucoup d’élèves qui n’ont pas vocation à enseigner, et qui s’inscrivent juste au cours de professeur de Yoga parce qu’ils veulent améliorer leur pratique auprès d’un authentique maître de Yoga. Si c’est votre cas, poursuivez votre lecture : les parties 2 et 3 vous concernent.

Le Yoga est la science de la transformation et du développement du potentiel humain.

Les personnes qui sont constantes dans leur pratique finissent par s’apercevoir que le Yoga va bien au-delà des postures et de la souplesse. Il transforme votre perception car il vous amène à observer la réalité depuis un état énergétique plus élevé ; ceci fait naître en vous un désir sincère d’en apprendre plus, et aussi de partager ce savoir.

4. Vous voulez vous sentir bien en faisant ce que vous faites

Aider les autres est toujours très gratifiant, et c’est là une part très importante du rôle d’un professeur de Yoga. La satisfaction de faire quelque chose pour les autres survient car on se dépasse soi-même, en laissant derrière soi ses peurs et ses besoins. Ce sont les seuls moments où l’on agit depuis son être le plus essentiel.

5. Vous voulez être avec des gens qui sont comme vous

Vous sentez déjà une profonde connexion avec les camarades de la classe de Yoga, et vous voulez vous sentir ainsi pour toujours. Il est en effet très motivant et très inspirant de côtoyer des personnes qui partagent les mêmes centres d’intérêt et qui ont une façon similaire d’appréhender l’existence.

Je peux vous assurer que les amis du cours de professeur de Yoga sont incomparables : quand vous avez besoin de quelque chose, ils sont toujours là pour vous accompagner.

6. Vous avez le sentiment que c’est ce que vous attendiez depuis longtemps

Si vous avez les moyens et le soutien dont vous avez besoin, et que vous sentez en vous cette profonde sensation de “c’est ce que je veux faire et c’est le moment d’y aller”, alors, c’est peut-être l’univers qui vous parle… Pourquoi attendre davantage ?

Suivez les conseils de votre petite voix intérieure et elle vous fera prendre les bonnes décisions.

lotus-icon-yellow-v1

Partie 2:

Vérifiez que vous êtes prêt(e)

Un cours de professeur de Yoga peut être l’expérience d’un vrai challenge. Assurez-vous d’être prêt.

D’accord, pour vous c’est clair, vous voulez être professeur de Yoga. Bien ! L’étape suivante c’est de choisir un cours, mais auparavant, lisez ce qui suit afin d’être sûr d’être prêt et que c’est le moment.

1. Vous êtes prêt pour vivre une période d’intense demande physique et émotionnelle ?

Toutes les expériences qui marquent une vie sont des défis, et le cours de professeur de Yoga en fait partie. Il n’y a rien à craindre, au bout du compte c’est réellement très gratifiant, mais il faut être prêt.

2. C’est votre première expérience avec le Yoga ?

Les débutants sont les bienvenus, mais si vous avez déjà une base, aussi minime soit-elle, l’adaptation aux exigences du cours se fera plus rapidement.

Être débutant, avoir un niveau avancé, pratiquer chez vous ou dans un studio ne sont pas des considérations importantes, comparées au fait de bien savoir dans quoi vous vous lancez.

3. Vous êtes prêt à “manger”, “vivre” et “respirer” en mode Yoga ?

Si vous choisissez un cours présentiel intensif vous allez être plongé dans le Yoga 24h sur 24h et 7 jours sur 7 pendant trois semaines. Vous suivrez une diète végétarienne, vous apprendrez les Asanas, la philosophie, la méditation… Littéralement, vous rêverez la nuit de postures. C’est très intense !

En savoir plus :
Cours de Professorat de Yoga

lotus-icon-yellow-v1

Partie 3:

Choisissez le bon Centre

Tout ce que vous devez savoir pour choisir la meilleure école

Très bien ; à ce stade, vous avez probablement les réponses à beaucoup des questions que vous vous posiez au début. Il se peut cependant que certains doutes vous assaillent encore… Ne vous en faites pas, c’est tout à fait normal. Nous avons tous une résistance inconsciente au changement : il faut juste être capable de s’en rendre compte et d’avancer. Le moment est venu de mener l’enquête. Parmi toutes les options offertes par les différents cours de professeur de Yoga, nous allons vous dire à quoi il faut faire attention. Voyons cela de plus près :

1. Cours online ou présentiel

Le coronavirus nous a fait découvrir que les cours online ne sont pas des cours à distance, bien au contraire : ce sont des programmes très proches des gens, qui développent un haut niveau d’interaction entre les élèves et les professeurs.

Il est évident que les cours présentiels offrent un autre type d’expérience, mais il existe certains avantages, pas forcément toujours suffisamment considérés à l’origine, qui font que les cours online ont du sens.

Les élèves apprécient la possibilité d’adapter leurs horaires aux horaires de travail, de faire des économies en frais de déplacement, d’avoir les classes à leur disposition en vidéo (même celles qui ont lieu en direct) afin de les voir et revoir autant de fois que nécessaire, et de pouvoir accéder aux professeurs quand ils ont des doutes.

Sans oublier le prix, qui est sensiblement inférieur.

Suivre plusieurs heures de cours par jour est très difficile physiquement et émotionnellement, mais si vous trouvez le bon programme, c'est aussi une expérience merveilleuse.

2. Cours intensif ou à temps partiel (Modalité Présentielle)

Il y a deux options de base : suivre un cours sur les week-ends pendant plusieurs mois, ou suivre un cours intensif.

Il n’y a pas de réponse définitive pour savoir quelle option est la meilleure. Mais si vous cherchez à vivre une expérience vraiment profonde et transformatrice auprès d’authentiques maîtres natifs, alors il faut choisir l’option de partir à l’étranger.

Un cours à temps partiel ne peut en aucune façon se comparer à un cours intensif, qui vous amène à découvrir des parties de vous dont vous ignoriez l’existence.

Les cours à temps partiel peuvent davantage être considérés comme un retour à l’école, alors que l’immersion que représente un cours intensif finit par atteindre toutes les facettes de votre vie. Le choix entre l’un ou l’autre dépend uniquement de votre intention.

INTENSIFS VS TEMPS PARTIEL

3. Combien coûte un cours de professeur de Yoga ?

Hay variaciones de precio importantes de un curso a otro, pero si consideramos solo los más conocidos, los rangos están en estos valores:

- Programas online: de 800 hasta 1.200 euros.
- Programas presenciales: de 1.800 hasta 4.000 euros*.

*Sin incluir viaje

En cuanto a los presenciales, el factor país es determinante, pero en ningún caso es barato.

Importante: No dejes que el precio te disuada de lo que sientes que es lo que necesitas. Recuerda que este curso no es un coste, sino una inversión en ti para toda la vida.

3. Quel style de Yoga est le plus approprié ?

Il existe des écoles orientées vers les nouveaux styles de Yoga tels que le Yoga aérien, le Hot Yoga, le Power Yoga,… Il n’y a rien à redire à cela, il faut juste rappeler que toutes les modes ont une fin et que ce qui est éphémère finit par disparaître.

Les écoles de Yoga doivent enseigner les principes fondamentaux du Yoga – principalement le Hatha et l’Ashtanga Vinyasa – comme cela a toujours été fait.

Une fois que vous dominez les fondamentaux, il est facile d’apprendre une autre discipline. Ne mettez pas la charrue avant les bœufs !

En savoir plus :
Types de Yoga

4. L’approche du cours

Il est essentiel de rechercher des écoles qui considèrent qu’enseigner à enseigner est un facteur très important. Indépendamment du fait que vous souhaitiez ou non être professeur ensuite, les compétences suivantes sont fondamentales :

5. Plan d’études/programme

L’une des choses qui surprennent le plus les élèves qui commencent un professorat de Yoga c’est qu’ils ne vont pas seulement apprendre des postures. Nombre d’entre eux ne soupçonnent même pas la portée réelle du Yoga, ni la nécessaire intégration de celui-ci dans tous les aspects d’une vie équilibrée.

Voici toutes les matières qu’un bon programme doit nécessairement inclure :

yoga-types-icons-01

Les poses de Yoga / les Asanas

L’alignement précis et le flux équilibré entre les postures sont la base du Yoga, en accord avec la tradition Hatha-Ashtanga/Vinyasa, qui conduit progressivement le pratiquant constant et méthodique à l’état de Raja Yoga.

Les classes doivent inclure des exercices d’échauffement, le Hatha et l’Ashtanga Vinyasa traditionnel, l’art du séquencement, les combinaisons de postures, les modifications nécessaires pour les débutants, des Asanas debout et d’équilibre, des flexions, des inversions et des rotations.

yoga-types-icons-02

La méditation

La grande question est : comment cesser de faire attention aux émotions et aux pensées. Les techniques de méditation nous pourvoient des ressources pour arriver à ce résultat : votre objectif est de trouver celle qui s’adapte le mieux à vous et de conduire vos futurs élèves à ces états.

yoga-types-icons-03-v2

Des techniques de respiration (Pranayama)

Le Prana est la force fondamentale derrière l’existence, et dans l’organisme humain elle se manifeste sous la forme de respiration.

Pour un pratiquant de Yoga, la respiration est le moyen d’atteindre l’illumination. À travers la respiration vous pouvez réguler la façon dont votre « être » se manifeste.

yoga-types-icons-04

La philosophie

La philosophie est le cœur du Yoga. Les classes doivent se mener de façon interactive afin que chacun trouve ses propres réponses concernant la vie quotidienne, émotionnelle et spirituelle.

Les points importants à couvrir sont : Les différents chemins du Yoga, les origines et l’histoire du Yoga et comment il a évolué, certaines études de philosophie traditionnelle comme les Yoga Sutras de Patanjali, Bhagavad Gita, Hatha Yoga Pradipika, 8 Limbs of Yoga, l’éthique de l’enseignement du Yoga et comment appliquer les Yamas et Niyamas.

yoga-types-icons-05-v1

L’anatomie et le Yoga

Les cours d’anatomie permettent aux élèves d’acquérir les connaissances de base sur le corps humain et ses principaux systèmes.

L’anatomie humaine s’étudie à partir de deux points de vue à la fois très différents et intimement liés : D’un point de vue physique on étudie les systèmes nerveux, musculaire, respiratoire, cardio-vasculaire et squelettique dans le cadre du Yoga. On analyse les bienfaits et les contre-indications des Asanas, les patrons d’un mouvement sain et les limitations du corps. D’un point de vue énergétique on approfondit les connaissances sur la façon dont le corps canalise et gère l’énergie, ainsi que tous les éléments qui participent à ce processus (les Nadis, les Koshas, les Chakras, le Prana, les Mudras, la Kundalini, les Bandhas,..).

yoga-types-icons-06-v1

Alignements et ajustements

Les ajustements et l’alignement du corps revêtent une importance vitale. Ils jouent un rôle fondamental dans la meilleure compréhension de notre corps, et ils sont directement liés à l’amélioration de la pleine conscience (mindfulness) ainsi qu’à la prise de conscience des processus internes.

Une amélioration dans les flux d’énergie se traduit par un apaisement de l’esprit.

yoga-types-icons-07-v2

Les principes de l’Ayurvéda

Les principes ayurvédiques, alignés sur l’objectif du Yoga, sont très liés à une vie équilibrée, et c’est la raison pour laquelle ils doivent faire partie du programme.

Il faut étudier les principes de base, leurs raisons et leurs objectifs, la théorie des 5 éléments, les Doshas et Gunas ainsi que leur application aux aliments, sans oublier les concepts de santé et de bien-être considérés sous la perspective de la science ayurvédique.

yoga-types-icons-08-v1

La gestion des classes

Vous devez être capable de vous présenter, d’exposer et de diriger d’une façon efficace.

Pour cela il faut apprendre des techniques pédagogiques appliquées à l’enseignement du Yoga, comme par exemple : les principes d’observation, l’utilisation de la voix, les techniques de prise de parole en public, les principes de gestion en général, l’ajustement des mains, ainsi que les techniques de correction et d’assistance.

yoga-types-icons-09-v1

Divers

Le Yin Yoga, le Yoga Nidra, les Mudras, le chanting,...

6. Combien d’élèves doit-il y avoir par classe ?

Les classes où il y a peu d’élèves permettent une plus grande proximité et davantage d’attention personnalisée, alors que les groupes plus importants offrent de plus grandes opportunités de se connecter avec des gens qui partagent votre façon de voir la vie, ainsi que pour y trouver des élèves particulièrement disciplinés et susceptibles d’être source d’inspiration pour les autres.

Une marge raisonnable est de l’ordre de 25 à 30 élèves par classe ; dans un cours online ce chiffre peut être supérieur si le nombre de classes en direct est suffisant.

7. La langue est-elle un facteur important ?

La plupart des cours à l’étranger sont en anglais, et un niveau minimum de cette langue est requis pour tirer profit des sessions.

Les maîtres de Yoga des centres internationaux sont habitués à avoir des élèves du monde entier, avec différents niveaux d’anglais, et il ne faut donc pas vous inquiéter si vous ne le maîtrisez pas totalement : tant que vous le comprenez et que vous pouvez vous exprimer, il n’y a pas de problème.

Quoi qu’il en soit, certaines écoles proposent des programmes en différentes langues ; regardez si vous en trouvez dans la vôtre.

8. Est-ce que l’école est reconnue par Yoga Alliance® ?

Il existe de nombreuses certifications disponibles, mais la plupart sont vides de contenu et ne bénéficient d’aucune reconnaissance.

Yoga Alliance est, de loin, l’institution la plus mondialement légitime dans la reconnaissance des professeurs d’école de Yoga.

Les centres de Yoga et les élèves en Yoga attendent de leurs professeurs qu’ils possèdent cette qualification.

Yoga Alliance définit le cadre que les écoles certifiées (RYS) doivent respecter pour enseigner aux futurs professeurs de Yoga.

Le fait qu’une école soit certifiée par la Yoga Alliance est un critère important, mais ce n’est pas le bout du chemin dans le processus de sélection d’un centre d’enseignement.

9. Quelle est l’expérience et la qualification du corps enseignant ?

C’est l’un des facteurs les plus importants à prendre en compte, et même probablement le Nº1.

Avant de choisir un centre, examinez l’équipe enseignante ; vous pouvez même demander à parler avec quelques-uns d’entre eux avant de vous inscrire.

Il y a de fantastiques professeurs dans le monde entier, mais si par exemple vous choisissez d’aller en Inde – ou d’assister à un cours online basé en Inde – alors vous devez avoir l’opportunité d’accéder aux racines mêmes du Yoga : c’est en effet uniquement auprès d’un maître natif de ce pays que vous y parviendrez.

Bien sûr, la présence de professeurs de toutes origines peut également faciliter l’intégration des élèves de différentes nationalités.

En conclusion, il convient de vous en remettre à des professeurs très expérimentés.

lotus-icon-yellow-v1

Partie 4:

Ça y est, j’ai obtenu mon certificat. Et maintenant, que se passe-t-il ?

Soyez patient(e): le moment est venu de débuter votre carrière professionnelle, et il est impossible de voir le futur tracé en toute clarté. Les options s’ouvriront peu à peu à vous au fur et à mesure que vous avancez.

Il est conseillé de faire ce qui suit :

1. Visualisez le type de professeur que vous aimeriez être.

Certaines personnes se voient très bien enseigner dans un centre, ou en tant qu’entraîneur personnel, ou encore dans des retraites éloignées tout autour du monde, alors que d’autres ont une approche plus commerciale et pensent à monter leur propre école ou leur propre page web – ou chaîne YouTube – et enseigner en ligne.

Quel que soit votre cas, il est important de savoir que la principale source de satisfaction que vous allez trouver dans votre vie est liée au fait de savoir que vous progressez. Et, pour cela, vous devez savoir où vous voulez aller.

Progrès = Bonheur

Tony Robbins, l’un des plus grands conférenciers motivateurs de notre génération, le dit : « Le progrès c’est le résultat qu’on obtient quand on crée activement et consciemment la vie qu’on désire ; une vie où on est impatient de sauter du lit chaque matin pour continuer à se développer, à contribuer, à avoir un impact et à servir. »

2. Avancez vers votre objectif

Devenir instructeur de Yoga ce n’est pas seulement obtenir un certificat. L’art de l’enseignement se développe graduellement en vous au fur et à mesure que vous avancez.

Au début nous vous recommandons d’y aller tranquillement et de commencer par des classes personnelles, comme par exemple avec un(e) ami(e) ou un membre de votre famille. Travailler dans un centre en prêtant main forte à des instructeurs expérimentés est également une très bonne option.

De cette façon vous gagnerez progressivement en confiance et vous pourrez développer votre propre style. De temps en temps, arrêtez-vous : évaluez votre progression et vérifiez que votre carrière va bien dans la direction que vous voulez réellement.

3. Continuez à apprendre

Quoi qu’on fasse dans la vie, il nous reste toujours davantage à apprendre : intéressez-vous à d’autres techniques, à ce que font les personnes qui réussissent dans ce domaine, aux tendances actuelles du marché… Actualisez-vous constamment sur ce qu’il se passe dans le monde du Yoga.

En tant que professeur qui a complété un cours de formation Fondateur de 200 heures, la grande étape suivante est de suivre un cours Avancé de 300 heures. Mais ne le faites pas immédiatement : il est nettement préférable de laisser passer un certain temps afin que vos enseignements soient parfaitement intégrés.

Le cours de 300 heures vous aidera à approfondir les connaissances et les fondamentaux de Yoga que vous avez déjà, et à améliorer vos habilités d’enseignement.

Après avoir complété ces deux programmes vous réunirez les conditions pour vous inscrire en tant que RYT-500, Yoga Master.

lotus-icon-yellow-v1

Le moment est venu pour vous

Ne vous pressez pas ! Réfléchissez à ce que vous voulez vraiment et à ce dont vous avez besoin. Ne franchissez le pas que lorsque vous aurez trouvé ce qui vous convient à ce moment donné.

Au final, faire un professorat de Yoga et devenir enseignant est une expérience incroyable, qui compense très largement l’effort et l’investissement fournis : vous n’allez pas le regretter.

Mettez-y toute votre âme, impliquez-vous à 100%, et votre heure viendra. Ne vous contentez de rien, sauf de vos rêves.

Cette expérience vous transformera comme aucune autre ne peut le faire. Ne passez pas à côté !

Nous vous envoyons notre sincère affection, et nous souhaitons que toute la chance du monde vous accompagne dans votre cheminement.

Prenez le contrôle de votre vie !

lotus-icon-yellow-v1

Infografía A:

El camino a profesor de yoga

lotus-icon-yellow-v1

Infografía B:

Salidas profesionales para los profesores de yoga

CONNECTONS

Inspirez-vous par des informations de premier niveau sur le Yoga et sur nos cours, directement dans votre boîte mail
Nous prenons au sérieux votre confidentialité

PROFESOR DE YOGA

Yoga es una manera de vivir, un sistema completo de educación del cuerpo, la mente y el espíritu.

Este arte de vivir fue perfeccionado y practicado en la India hace miles de años, pero como el Yoga tiene que ver con las verdades universales, sus enseñanzas son tan válidas hoy como lo eran en la antigüedad.

Yoga es una ayuda práctica, no una religión, y su técnica pueden practicarla todos aquellos que deseen mejorar su calidad de vida. Hacerse profesor de yoga es animarse a contagiar esa calidad de vida, abrir las puertas a sus discípulos a la búsqueda, con la práctica diaria, del equilibrio físico-mental-espiritual.

Ser profesor de yoga es un camino de exploración junto a tus estudiantes de la perfección en la práctica de asanas, lo que nos puede tardar una vida, porque nunca el objetivo es la mecanización de las mismas, sino la permanente evolución, que permita encontrar el ejercicio adecuado.

Si nuestro estilo de vida no provee el movimiento natural a los músculos y articulaciones, entonces enfermedades y serias dolencias vendrán con el tiempo. El ejercicio adecuado debe ser agradable para el practicante a la vez que beneficioso para el cuerpo, mente y vida espiritual.

PROFESORADO DE YOGA

¿Por qué estudiar un Profesorado de Yoga? Porque conoces la práctica de Yoga y te apasiona no solo como disciplina, sino como filosofía. Porque quieres aportar al bienestar físico y mental de las personas, y crees que el Yoga es el medio perfecto para alcanzarlo.

El Yoga es un camino que dura toda la vida, ¿cuándo puedes realmente ser una profesora plenamente capacitada de una ciencia tan profunda? Esta cuestión tiene mucho sentido y hay que explorar el alcance de las respuestas.

Si nos referimos al Yoga como la completa ciencia que incluye la vasta filosofía subyacente y las prácticas completas como yamas y niyamas, pranayama, dharana y dhyana, por nombrar algunas, su dominio lleva una vida entera.

En efecto, para completamente entender, incorporar y ser capaz de enseñar estos principios, un profesorado de Yoga es un gran punto de partida, pero tiene que ir acompañado practica, y estudio continuo.

Sin embargo, el término ‘yoga’ se usa, en la actualidad, para describir la ‘práctica de asanas de Yoga’. Cuando hablamos de ser una profesora de yoga cualificada y capacitada, en realidad nos referimos a ser una profesora de asanas de yoga cualificada y capacitada.

Profesorado de yoga intensivo

Una de las preguntas más polémicas acerca de los cursos de profesorado de Yoga no es exactamente la cantidad de horas. Aunque el concepto de ser profesora de Yoga en 200 horas es algo que es relativamente nuevo, lo que se cuestiona es el hacer estas 200 horas en un período de solo un mes o en un periodo extendido de varios meses trabajando menos días.

Como en todos los órdenes de la vida hay ventajas e inconvenientes. Un periodo más largo ofrece una mejor oportunidad para integrar la práctica pero en cambio un curso de profesorado de yoga intensivo permite al estudiante profundizar más y alcanzar un nivel de intensidad que no sería posible de otra forma.

Hay escuelas de Yoga ofrecen profesorados de yoga de 200 horas extendidas en un período de 2 a 3 meses. Y hay un número creciente de escuelas y ashrams que ofrecen un curso intensivo de 200 horas en un periodo de 3-4 semanas.

Un profesorado intensivo de yoga es una diferencia importante a tener en cuenta. No significa que como profesora de asanas de yoga simplemente enseñarás los aspectos físicos, como si el yoga fuera solo otra forma de hacer ejercicio. Si te sientes preparada, y el yoga ha permeado en ti, puedes transmitir algunos de los conceptos subyacentes muy profundos durante tus clases.

Curso de profesor de yoga

Mucho antes de la invención de los coches, aeroplanos, teléfonos, computadoras, autopistas y otros modernos generadores de stress, los Rishis (sabios o videntes) y Yoguis de antaño idearon técnicas muy poderosas para la relajación profunda. De hecho, muchos métodos modernos para el manejo del stress y relajación encuentran su fundamento en esta tradición.

Por medio de una relajación adecuada de todos los músculos el Yogui es capaz de rejuvenecer completamente su sistema nervioso y alcanzar una profunda sensación de paz interior.

Hacer el curso de profesor de yoga te permite transmitir la relajación adecuada, y desarrollar la meditación; aquí está el punto más importante de todos, nos convertimos en aquello que pensamos. Por tanto, debiéramos de tener pensamientos positivos y creativos ya que estos contribuirán a una salud vibrante y una mente pacífica, llena de alegría. La mente podrá ser traída a un perfecto estado de control por medio de la práctica regular de meditación.

Profesorado de ashtanga yoga

Ashtanga yoga es una práctica yogui que fomenta la fuerza, la resistencia y el control emocional. Aúna varias técnicas en una: Yoga ashtanga utiliza técnicas de ejercicio de cuerpo y mente. Posturas, control de la respiración y meditación. Podríamos decir que se trata de uno de los tipos de yoga más completo es una forma de yoga dinámico.

El profesorado de ashtanga yoga desarrolla lo que en sánscrito significa 8 pasos o senderos: Este tipo de yoga se practica a través de 8 pasos: yama, o principios éticos del yoga; niyama o purificación; asanas o posturas; pranayama o control de la respiración; pratyahara o control de los sentidos; dharana o concentración; dhyana o meditación y samadhi o contemplación.

Enseñarás a tus estudiantes que esta disciplina oriental es recomendable a todo el mundo, incluso a aquellas personas que no han hecho nunca ejercicio físico o no tienen flexibilidad.

¿Cómo ser profesor de yoga?

Hay dos tipos de profesores, aquellos que enseñan lo que tienen que aprender, y aquellos que enseñan lo que ya han realizado interiormente, saben y por lo tanto son. Los alumnos durante el curso serán guiados por verdaderos Maestros/Yoguis.

El Yoga es un estilo de vida conducente hacia una vida integra y de autoconocimiento.

El yoga proviene de los vedas, un cuerpo de conocimiento que data de cinco mil años, de donde el yoga tradicional nunca se ha distanciado.

Ser profesor de yoga te exige organizar y compartir diferentes actividades como clases regulares, talleres, charlas abiertas, retiros de fin de semana y cursos anuales conducentes a:

Promover una vida sana e íntegra a través de prácticas yóguicas.

Enseñar a través de charlas y cursos, los valores universales promovidos en el yoga.

Enseñar recitación de mantras y meditación.

Profundizar los conocimientos del yoga tradicional a través de capacitaciones presenciales

Profesorado de hatha yoga

Casi todas las formas físicas del yoga están basadas en hatha yoga. Este estilo de yoga supone una gran introducción a los fundamentos, con un enfoque clásico de las posturas y técnicas de respiración. En sánscrito, Ha significa sol (masculino) y Tha significa luna (femenino).

El profesorado de hatha yoga te permitira transmitir desde el yoga tradicional lo que Shiva enseñó en 84 asanas, y describe 4 posturas de meditación: siddhasana (postura perfecta) y padmasana o kamalasana (el loto), simhâsana (postura del león) y bhadrâsana (postura del bienestar)

Es el mejor yoga para principiantes, a quienes les mostraras que las posturas de Yoga te permiten alinear tu geometría con la del universo, para convertirte en uno con la vida.

La práctica diaria de hatha ayuda a reducir los niveles de cortisol y presión arterial. Relaja la mente y el cuerpo, logrando deshacerse del estrés después de un pesado día de trabajo.

Curso oficial de profesor yoga

La mayoría de las personas adultas conducen y tienen un carnet de conducir válido. En nuestra primera clase de conducción, ni siquiera sabemos qué pedal es el freno y cuál el acelerador. Pero luego de 20-30 clases, el profesor considera que estamos preparados para pasar el examen. ¿Cómo puede ser esto posible?

La respuesta es simple: hay un sistema comprobado y eficiente que (la mayoría de) los/as profesores/as de autoescuela siguen.

La misma importancia tiene un curso oficial de profesor de yoga, donde un maestro formado y experimentado guiara tu práctica para que incorpores seguridad, sabiduría y conocimiento de riesgos para poder dar un contenido acorde y personalizado a tus futuros discípulos

Quiero ser profesora de yoga

Como decidirse a dar el paso de practicante a enseñar es la duda de muchos, pero con una práctica diaria e intensa descubro las debilidades e imperfecciones, las cuales con la guía adecuada voy puliendo.

Esta experiencia te enseña una lección invaluable y te ayuda a mejorar tu visión sobre la enseñanza. En los cursos intensivos de profesorado de yoga se aplica esta visión de enseñanza enfocada y orientada a la práctica y observamos increíbles transformaciones a diario.

Por eso quieres ser profesora de yoga, para compartir tu crecimiento con practicantes, propiciar un espacio de encuentro con personas que siguen los mismos estudios y profundizar los conocimientos del yoga tradicional a través de capacitaciones presenciales

Titulo de profesor de yoga

El Yoga enseña a desarrollar la inteligencia espiritual del ser humano, entendiéndola como capacidad de adaptación afectiva, sentimental y anímica de un individuo a su entorno.

Esta capacidad de adaptación espiritual, permite al yogui sobrellevar sentimientos y situaciones que a otras personas les resultarían insoportables.

No es necesario un título de profesor de yoga para practicar, además la experiencia que vas acumulando te entrena para orientar otras personas con sabiduría. Pero si obtienes un título de profesor de yoga incorporas un aspecto fundamental a tu práctica y experiencia, la pedagogía.

El capacitarte en como desarrollar la clase, el conocimiento previo de tus discípulos y las relaciones interpersonales de profesor a estudiante solo te lo brinda la guía en una asociación reconocida.

¿Como hacerse profesor de yoga?

Lo puedes hacer a través de la experiencia de muchos años de práctica y enseñanza o haciendo un curso especializado en un centro reconocido.

Hacerse profesor de yoga es dejarte guiar por un maestro de yoga quien te forma y especializa en diferentes Técnicas. Con esa guía pedagógica podrás dar clases a tus alumnos con total confianza en incluso certificarte por una escuela reconocida mundialmente.

Al iniciar la práctica del yoga comenzarás a vivir más una vida más satisfactoria debido a la búsqueda del equilibrio cuerpo, mente y espíritu; el paso siguiente es enseñar yoga.

Te puedes convertir en alguien que cuenta con la práctica suficiente para acompañar a otras en su camino de perfeccionamiento. Ser profesor de yoga es un camino que te da la seguridad para enseñar las Técnicas y Filosofía del Yoga, porque te permite saber los fundamentos de este proceso en su forma académica.

Instructorado de yoga

El primer escalón en tu formación es el instructorado de yoga, que te permite aprender las técnicas de Yoga, y profundizar en la filosofía del Yoga en su totalidad.

Podrías enseñar yoga sin tener un título, hay magníficos profesores que no tienen ninguna acreditación, pero no debes pensar que enseñar es solo cuestión de práctica. Hay también aspectos técnicos y pedagógicos debes reconocer y dominar.

Además hay distintos estilos de yoga que se necesitan aprender y especializarte en alguno tomando un curso de estudio y formación, dirigido a todos aquellos que quieran profundizar y explorar los elementos básicos de esa práctica en particular una manera sistemática y comprometida, para comenzar a compartirlo con otros.

En lo personal descubrirás un espacio de encuentro con gente similar a ti en el que trabajaras tus carencias y sintonizaras con las necesidades de los demás.

Parte de la capacitación de un instructor se centra en ayudar a los estudiantes a evitar lesiones. Los instructores aprenden sobre la anatomía y fisiología humana y la alineación adecuada para cada postura de yoga. También aprenden a leer el cuerpo de sus alumnos y a utilizar el tacto para guiarlos a la posición adecuada.

Instructor de yoga

Los instructores de yoga ayudan a los practicantes a aprender y dominar las técnicas del yoga, incluida la respiración, la meditación y el ejercicio.

¿Qué tipo de educación se requiere para ser instructor de yoga?

Los instructores de yoga son típicamente hábiles practicantes de una variante de yoga. Pueden recibir su capacitación a través de una escuela o bajo la guía de un mentor cuya filosofía encuentran atractiva. Sin embargo, hay más requisitos para enseñar yoga que ser habilidoso, y los posibles instructores también deben aprender cómo dirigir una clase y guiar a los estudiantes.

Algunos programas de capacitación también se enfocan en las habilidades comerciales y de marketing, ya que los instructores a menudo trabajan por cuenta propia, ya sea trabajando independientemente con los estudios existentes o abriendo los suyos propios.

Ser instructor de yoga puede llevar de varias semanas a varios meses completar un programa de capacitación de instructores, pero los instructores pueden pasar meses o años como estudiantes de yoga antes de que estén listos para aprender a enseñar.

Los instructores de yoga que adquieren experiencia pueden abrir sus propios estudios de yoga

Curso de instructor de yoga

Has practicado posturas con dedicación y posiblemente estás a gusto al hacer asanas. Ahora quieres ser instructor de yoga. ¿Estás seguro de que este es tu camino? Compartir los beneficios del yoga con otros es una hermosa misión. Pero antes de hacer un curso de instructor de yoga considera algunas cosas.

Debes tener en claro que precisas un curso para ser instructor de yoga, el cual demanda compromiso, disciplina, practica y responsabilidad; dado que el tiempo pactado con tu maestro es una inversión en ti y un esfuerzo por parte de él.

Especializa tu educación. Hay tantos tipos de yoga, debes conocerlos e identificar aquel que va bien contigo. Una vez que encuentras el tipo de yoga que te hace vibrar, encontrarás la escuela para ti. Algunas son más exigentes que otras. La especialización y profundidad de tu aprendizaje depende de ti. Tú conoces tu forma de vida y lo que funcionará mejor para ti.

Instructorado de yoga intensivo

Debes planificar tus estudios de instructor de yoga, no busques la perfección. Mucha gente tiene miedo de empezar a enseñar porque cree que su práctica personal no es lo suficientemente buena.

Aunque sea difícil de creer: todo el mundo tiene ciertas limitaciones en su cuerpo. Algunos son muy flexibles pero les falta fuerza, otros tienen fuerza pero les falta flexibilidad, y otros tienen las dos pero les falta equilibrio y concentración. Cada profesor de yoga tiene dificultades con ciertas posturas.

El instructurado intensivo de yoga independientemente del tiempo que dure debe darte ciertos objetivos y modalidades

-Familiarizarte con las técnicas básicas e introducirte en los distintos caminos del Yoga

-Afirmar tus conocimientos de Anatomía y Fisiología.

-Acercarte a la sabiduría de los grandes Maestros, lectura de algunos de los textos clásicos del Yoga

-Crecer y afirmarse como ser físico, mental y espiritual

¿Como ser instructor de yoga?

Un gran desafío es contestarse como ser instructor de yoga, porque sabes que es mucho más que hacer posturas. Ser un practicante avanzado de yoga no te hace un instructor avanzado.

Hay una gran diferencia entre saber algo y ser capaz de explicar y transmitir ese conocimiento a tus alumnos. Y sí, los buenos instructores inspiran a sus alumnos. Recuerda que la característica que más recuerda la gente de un profesor es que realmente se preocupa por sus estudiantes. Nadie admira al presumido, pero si les inspira la pasión por la enseñanza y la preocupación genuina.

Tomar clases para instructor de yoga es un viaje gratificante. Los otros instructores no son contrincantes, son aliados de los cuales siempre puedes aprender.

Instructorado de hatha yoga

Considerando que el hatha yoga es el gran paraguas para todas las formas físicas que desarrolla el yoga, no debemos olvidar que es una herramienta utilizada para la transformación física y mental porque exige que prestes atención constante a la respiración y esto te ayuda a estar Presente en cada postura.

En el instructorado de hatha Yoga se profundiza que las asanas fortalecen el cuerpo. El pranayama te ayuda a controlar la respiración y manipular el prana o energía vital. Y la meditación te ayuda a enfocar y calmar la mente.

El objetivo fundamental del curso es hacer hincapié en las técnicas pedagógicas que se aplican en la enseñanza del yoga, para transmitir los conocimientos a los estudiantes.

Instructorado de ashtanga yoga

Ashtanga yoga es una práctica yogui que fomenta la fuerza, la resistencia y el control emocional. Aúna varias técnicas en una: Yoga ashtanga utiliza varias técnicas de ejercicio de cuerpo y mente. Posturas, control de la respiración y meditación. Podríamos decir que se trata de uno de los tipos de yoga más completo.

El instructorado de ashtanga yoga te permite guiar a tus estudiantes en trabajar la fuerza, la resistencia y la concentración, es decir, lograr beneficios cuerpo y mente de forma holística, obtener mayor control emocional; el manejo del estrés y prevención de enfermedades, y aumentar la estimulación mental.

Ashtanga yoga produce claridad mental y te permite ver el mundo como es en realidad sin filtrarlo a través de las limitaciones que nos hemos impuesto a nosotros mismos.

Estudiar instructor de yoga

Si tienes más de 18 años, cuentas con algo de práctica de yoga y estas motivado para dar clases de yoga de una manera integral, entonces tienes los mínimos requisitos para estudiar instructor de yoga, y reforzar tus conocimientos de asanas, respiración, meditación y anatomía para poder guiar futuros estudiantes.

El segundo paso es conocer la diversidad de escuelas de Yoga, que ponen acento en algún estilo particular de la práctica y filosofía del Yoga, para descubrir las afines a tus gustos, posibilidades y deseos.

Son muchos los caminos del Yoga que nos llevan al equilibrio corporal, mental y espiritual; y tu debes descubrir tu método de enseñanza y desarrollar tu propio estilo, porque las prácticas son individuales y se ajustan a la pedagogía necesaria para transmitir tu saber.

RYT

Los maestros de Yoga registrados (RYT de su nombre en ingles) son aquellos que cumplen con las normas de la Alianza de Yoga *Enlazar aqui con pagina oficial y pueden registrarse como RYT® 200 si han completado con éxito una capacitación de maestros de yoga de 200 horas que está registrada en Yoga Alliance.

Todas las horas de capacitación deben provenir de la misma escuela y no se pueden combinar varias capacitaciones para cumplir con el requisito de 200 horas.

Pero más allá de este requisito de estudios lo más importante que tiene el RYT es su compromiso ético, que no son solo palabras en un papel sino una norma viva, incluida en las clases recibidas e impartidas, atravesando linealmente toda la actividad de los RYT.

El compromiso ético consta de tres elementos:


  • Código de Conducta
  • El Código actualizado describe el comportamiento adecuado dentro de los programas y clases
  • Alcance de la práctica

Este primer alcance define claramente el papel de un maestro de yoga, y su conducta, que incluye equidad y responsabilidad compartida en la trasmisión de una comprensión más profunda de los fundamentos de la práctica.

YTT

Si ya ha decidido convertirte en un maestro de yoga o estás considerando una formación de maestros de yoga para profundizar tu práctica debes cubrir todas las bases: desde elegir el YTT (yoga teacher training) adecuado para usted hasta todo lo que un nuevo instructor de yoga necesita saber para comenzar su carrera de enseñanza de yoga.

Profundizarás tu estilo de Yoga, formándote junto a un maestro, para enseñar a los instructores de Yoga debes especializarte en diferentes Técnicas. Preparándote para alcanzar un mayor dominio del Yoga que un practicante, superando los miedos y dudas; evitando riesgos físicos y controlando con maestría la respiración.

Y lo más importante es adherirse a una escuela reconocida, que posea un código de ética y una formación permanente para sus maestros, que nos ayude a certificar nuestros avances, templar la tolerancia, enriquecer las practicas y actualizar los conocimientos.

El entrenamiento de maestro abarca el estudio profundo de la filosofía del Yoga, base autentica para ser dueño de la felicidad, armonía y paz. No esperes dominar todas las técnicas de yoga, no es posible y no es necesario, cada una de ellas requiere de años de perfeccionamiento.

Yoga alliance

La alianza de yoga estadounidense (Yoga Alliance)  *Enlazar aqui con pagina oficial se fundó hace ya casi 20 años, surgida de la intención de estandarizar procesos, es ahora la asociación internacional sin fines de lucro más grande de la comunidad de yoga.

La carencia de estándares de calidad y la falta de regulación que había en 1997 fue la motivación fundamental que llevo a un grupo de amantes de yoga a unirse en el objetivo común de cubrir ese espacio, tan necesario y buscado por los practicantes y también por las escuelas de yoga.

Desde el primer momento se establecieron los criterios que trajeron la claridad y el orden que todos aquellos que buscan desarrollarse como profesores de yoga estaban requiriendo. De forma que se conservase de la mejor forma posible la esencia de esta práctica milenaria, en busqueda del desarrollo físico, mental y espiritual.

Generando hoy en día unas bases de datos de profesionales que permiten de manera sencilla encontrar proveedores calificados de educación, y registrar maestros de yoga (RYT) y escuelas de yoga (RYS).

Yoga Alliance documenta a miles de maestros, escuelas y proveedores de educación continua en todo el mundo, a través de su registro.

Aprender yoga

Aprender Yoga y practicarlo con regularidad es una excelente forma de aliviar el estrés y las tensiones que acumulamos y que nos pasan factura tanto a nivel físico como mental. Aprender Yoga permite a respirar correctamente y nos aporta beneficios físicos, emocionales y espirituales.

La práctica continua mejora nuestra circulación sanguínea, tonifica nuestro cuerpo y nos da equilibrio emocional, inspirándonos a buscar la felicidad y entender el mundo con mayor claridad.

La respiración pausada y el proceso de interiorización que implica el yoga hacen que el cuerpo se calme y alcance un estado de bienestar. Si al final del día se siente totalmente agotado, realizar unos minutos de yoga le ayudará a sentirse fresco y con energía.

Si nunca antes has practicado Yoga, puedes comenzar planteándote una rutina de 30 minutos de duración dos o tres veces a la semana. Procura programar tus sesiones de entrenamiento en días alternos (lunes, miércoles y viernes, por ejemplo)

RYS

Escuela de Yoga Registrada (RYS su sigla en ingles) son aquellas que cumplen con la acreditación de Yoga Alliance (alianza de yoga estadounidense) y se ajustan a la revisión de estándares y aprendizaje continuo de esta asociación, garantizando la retroalimentación entre los miembros.

El sistema de credenciales también brinda información sobre la cultura y la experiencia de capacitación de una escuela para ayudar a los potenciales aprendices de maestros de yoga a tomar decisiones informadas sobre qué capacitación de maestros es adecuada para ellos.

Las RYS juegan un papel fundamental para garantizar que los entrenamientos de maestros de yoga sean efectivos en su educación como maestros de yoga seguros y competentes, con el compromiso de conducta ética, y a sostener los principios de la asociación.

Al combinar la retroalimentación con los estándares educativos y de capacitación establecidos, favoreciendo diálogo transparente y dinámico entre los miembros de la comunidad del yoga.

Maestro de yoga

Un maestro de yoga puede ser alguien altamente calificado y certificado en un estilo de yoga, existe un tipo de maestro de Yoga que tiene ese grado por haber tomado un curso o varios cursos, habiendo sido previamente profesor de Yoga. O bien existe un maestro de un Método de Yoga, que tiene su maestría en ese Método en especial, pero no en otros.

Pero El Maestro de Yoga o Yogacharya se supone que domina todas la técnicas o la mayoría de las técnicas de Yoga. Mientras que un maestro de un Método de Yoga, o de un Estilo de un Método de Yoga sólo domina ese Método o ese Estilo.

Para ser Yogacharya o Maestro de Yoga lo importante es que le haya nombrado maestro de Yoga un Gran Maestro de Yoga con linaje, y que haya alcanzado Samadhi (estado de plenitud), de forma que es dueño su felicidad, armonía y paz interior.

El Samadhi es un estado de plenitud en el que confluyen la felicidad y la claridad de no ser un ser separado sino simplemente uno con todo lo que existe, es decir, plena integración con el todo.

¿Como ser maestro de yoga?

El constante estudio y practica nos da el conocimiento de las principales técnicas del yoga, profundizar la filosofía del yoga, y la capacidad de formar a otros instructores, pero solo te conviertes en maestro de yoga cuando alcanzas Samadhi o estado de Plenitud y lo alcanzas a voluntad. El estado de paz interior es solo parcial si uno no logra Samadhi.

Samadhi es el estado de conciencia que se alcanza cuando, durante la meditación, la persona siente que se está fundiendo con el universo. Se considera un estado de conciencia de meditación, contemplación o recogimiento en el que se siente alcanzar la unidad con lo divino.

Los maestros de yoga a traves de la historia se han convertido en personas que han marcado la epoca en la que han vivido. Son referencias que inspiran a todos los que se acercan a ellos, transformando la forma que se percibe la existencia.

Certificado de yoga

El curso de yoga tiene el propósito que el estudiante asimile, comprenda y aplique los fundamentos teóricos y prácticos del yoga, con el objetivo de fomentar el bienestar físico y mental, el desarrollo espiritual y la unión de la conciencia. No se requiere ser un practicante avanzado para acceder a los cursos que proporcionan estos certificados.

Tras un periodo de entrenamiento y constancia en al práctica una escuela de yoga otorga la certificación de yoga al estudiante que logro el conocimiento necesario que lo convierte en instructor además de practicante de la disciplina.

El certificado de yoga otorga el reconocimiento de una escuela o asociación a la persona que cumplimentó una etapa de formación, que habilita a la persona a iniciar la actividad de instructor, en la misma escuela o en un ámbito personal, y creciendo en reconocimiento y profundidad del estudio de técnicas y filosofía puede certificar como profesor, en uno o varios estilos de yoga

Estudiar yoga

Al estudiar yoga aprenderás a:

  1. a) Comprender los fundamentos filosóficos y religiosos del budismo y su relación con el yoga.
  2. b) Entender los fundamentos filosóficos y religiosos del hinduismo y su relación con el yoga.
  3. c) Examinar los conceptos y principios básicos del yoga.
  4. c) Aplicar los procesos pragmáticos del yoga.

Este estudio no es solo intelectual, porque la base del aprendizaje es la practica, y te permite buscar el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu; lo que permite alcanzar diferentes niveles de bienestar y manejo de emociones que alivian el cansancio y estrés de la vida cotidiana.

En función de lograr mayores niveles también te permite ser instructor, profesor, master, tutor o maestro de yoga, de acuerdo a la cantidad de disciplinas que domines y estudiantes que guíes.

Pero estudiar yoga principalmente te proporciona una mejora en tu vida, obteniendo beneficios físicos, mentales y espirituales que te conducen al camino de la paz interior y además te abre oportunidades profesionales en un sector en pleno crecimiento.

Yoga avanzado

El inicio del estudio del yoga te dará herramientas para practicar la disciplina y si lo deseas enseñar algunas técnicas de Yoga, como instructor, sin necesidad de profundizar en el Yoga en su totalidad.

Para seguir profundizando el camino debes estudiar yoga avanzado, que incorpora profundizar más a fondo en la filosofía del yoga, el budismo zen y el hinduísmo, y en la diversidad de técnicas; cada una con su aborde específico de las asanas, intensidad física y meditación espiritual.

El yoga avanzado enseñará posturas que exigen mayor equilibrio, fuerza y elasticidad, en el aspecto físico; acompañado de un mayor manejo del prana (respiración energética) y estado mental concentrado; lo que permite un avance espiritual si se acompaña con la meditación profunda; ayudando al bienestar general de la persona.

Formación yoga

La formación en yoga es el inicio de un camino en búsqueda de un mayor bienestar físico, mental y espiritual. Comenzando la practica, participando en cursos y talleres, o concurriendo a escuelas que guiaran tu camino hasta tener un grado de experiencia que te lleve como instructor a dar el primer paso hacia un estudio más avanzado.

Esta formación conviene que siempre sea guiada para no correr riesgos y adaptar la practica a lo más adecuado para tu físico, deseos y aptitudes; porque así como hay diversidad de estilos de yoga hay tantas o más formas de abarcar tu formación, y los buenos instructores y/o escuelas no excluirán a nadie en la práctica del yoga, ya que todos tienen las puertas abiertas a esta disciplina que enseña la forma de conseguir equilibrio físico, mental, espiritual en pos del bienestar integral de la persona en su vida cotidiana.

Curso intensivo de yoga

¿Cuál es el tiempo adecuado para aprender yoga? No existe una regla estricta al respecto, en principio porque la diversidad de alumnos en cuanto a sus capacidades físicas y cognitivas; sumado que hay muchos estilos de yoga muy diferentes en sus grados de dificultad y esfuerzo.

Por eso no es ilógico tomar un curso intensivo de yoga, que permite al estudiante, en un plazo relativamente breve, abordar los principios de posturas, respiración y filosofía del yoga; permitiendo el inicio de la práctica del yoga en pos de su bienestar físico, mental espiritual.

Debemos tener en claro que siempre un curso de yoga tendrá las horas homologadas suficientes de acuerdo al nivel de estudio que busca el estudiante alcanzar.

Monitor de yoga

Cuando un profesor o maestro de yoga, acompaña a un instructor en sus estudios cumple la función de monitor de yoga, que asistirá al estudiante en la corrección de posturas, de ejercicios de respiración y principalmente en la metodología de enseñanza que el instructor imparte.

Su acompañamiento es fundamental para que el aprendizaje sea más personalizado, lo que brinda garantías a que el curso sea completo; evitando así dudas o miedos que el instructor pueda sufrir al dictar sus propias clases a sus futuros alumnos; además de incentivar al instructor estudiante a profundizar en la filosofía del yoga, porque la mejor forma de inspirar a su futuro alumnado es cuando quien enseña posee naturalidad y frescura en su práctica.

Cursos para dar clases de yoga

No todos los cursos de yoga son idénticos, muchos de ellos son específicos para un estilo o una práctica; los cursos para dar clases de yoga están orientados a profundizar en aquellos contenidos que aportan un alto grado de cualificación y dan continuidad a la Formación de Yoga ya adquirida, certificando al nuevo instructor.

Yoga para docentes

Los cursos especializados que dan herramientas para repensar y formatear las clases de un instructor son aquellos que conocemos como cursos de yoga para docentes, que no solo dan una nueva visión de alguna técnica en particular sino que entrega herramientas para que esa práctica desarrollada en el curso sea fácilmente transferible a sus propias clases, enriqueciendo el aprendizaje.

Yoga titulo oficial

Los cursos de yoga pueden ser certificados. El hecho de tener en yoga un título oficial tiene una ofrece una garantía adicional, ya que prueba el estudio específico y aprendizaje de ciertas materias necesarias. En muchos casos para obtener dicha titulación es imprescindible contar con los estudios previos de Bachiller realizar 550 horas de formación, de las cuales 430 son horas lectivas y 120 de prácticas profesionales no laborales.

Estos cursos son dictados generalmente por asociaciones de reconocimiento internacional, que respetan la formación integral de sus integrantes y alientan la profundidad de sus estudios para garantizar la ética profesional que la disciplina merece y practica, evitando la improvisación en la formación y practica del yoga en pos que el practicante pueda contar con las enseñanzas que aseguren su efectividad.

Yoga para estudiar

La práctica de yoga no es solo practicar posturas, sino que el yoga es para estudiar asanas, respiración y filosofía, porque es inherente a la búsqueda del equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu a través de técnicas específicas en pos del bienestar de los practicantes de yoga.

El yoga es un camino a una mejor forma de vivir.

Titulo de yoga

Realizar un taller o curso de yoga nos permite la práctica de la disciplina, pero no confundir con el un título de yoga. Este es el certificado que habilita como instructor, profesor o maestro, de acuerdo a la capacidad del estudiante, para dedicarse a dar clases y la formación de nuevos profesionales del yoga responsables en su práctica y difusión.

Intensivo de yoga

El curso intensivo de yoga es el que permite alcanzar un grado de experticia en el dictado de clases de yoga, que no renuncia a la cantidad de horas necesarias para el grado de enseñanza que dicta y son homologadas por las asociaciones internacionales, pero si son más cortos en el tiempo de desarrollo al concentrar en menor periodo mayor cantidad de clases.

Yoga nivel avanzado

Luego de ser instructor de yoga por un tiempo podrás profundizar tus estudios de la disciplina realizando un curso de yoga nivel avanzado, el mismo tiene una exigencia mayor en los aspectos físicos, mentales y cognitivos por ser más exigentes en equilibrio, fuerza, flexibilidad, disciplina y profundización en la filosofía del yoga, independientemente del estilo de yoga que practiques.

Formación intensiva yoga

Existe una forma de lograr un grado mayor para enseñar yoga en un corto tiempo, es decir pasar de instructor a profesor de yoga, lo cual exige una mayor profundidad en el estudio del yoga y su filosofía.

Es la formación intensiva de yoga, que generalmente en un periodo corto te brinda las herramientas para formar profesores de calidad, así como aumentar la calidad de vida de todos aquellos que deseen acercarse al maravilloso mundo del Yoga.

Se dictan en distintas estilos del yoga, permitiendo dominar una de ellas en todos sus aspectos, permitiendo alcanzar de forma correcta sus posturas de yoga (asanas), técnicas de respiración (pranayama) y meditación, y el conocimiento de la filosofía que corresponde e esa tradición.

Curso intensivo vinyasa yoga

Entre las distintas escuelas de yoga una muy difundida en occidente es Vinyasa Yoga, la cual se refiere a una forma de yoga, que sigue a una serie particular de asanas (posturas). Estas posturas se suceden, con el fin de crear un patrón específico o un flujo suave. Se puede argumentar que comparada con otros estilos esta es más dinámica.

Realizar el curso intensivo vinyasa yoga el estudiante se adentra en un tipo de yoga dinámico basado en la unión de movimiento y respiración a lo largo de secuencias de posturas (asanas) enlazadas entre sí.

Las secuencias de asanas constituyen un excelente medio para explorar la atención en la unión de movimiento y respiración, por lo cual es ideal para cursar de forma intensiva.